Deportes

Triunfos y reveses en el Mundial

Una satisfacción enorme le invadió a Steffi Nerius cuando vio que su jabalina se clavó a la distancia de 67 metros y 30 centímetros en la primera ronda de la final de la especialidad

Steffi Nerius
Una satisfacción enorme le invadió a Steffi Nerius cuando vio que su jabalina se clavó a la distancia de 67 metros y 30 centímetros en la primera ronda de la final de la especialidad | Getty Images

Redacción Central |

Una satisfacción enorme le invadió  a Steffi Nerius cuando vio que su jabalina se clavó a la distancia de 67 metros y 30 centímetros en la primera ronda de la final de la especialidad

Una satisfacción enorme le invadió  a Steffi Nerius cuando vio que su jabalina se clavó a la distancia de 67 metros y 30 centímetros en la primera ronda de la final de la especialidad. La rusa Maria Abakumova venia con  un 68,92 de la fase eliminatoria y tras los 67 de Steffi ella respondió con 65,39. Luego en la tercera ronda Barbora Spotakova, campeona olímpica y mundial, en defensa de su su título asustó a los berlineses con un 66,42 metros. Sin embargo, Steffi Nerius contó luego a los periodistas que no sintió preocupación alguna, pensé en el oro y al fin me llegó y fue el primero para los alemanes.

—ooo—

El vigente campeón del mundo, el estadounidense  Tyson Gay no competirá en los 200   y  centrará su preparación en el relevo de 4×100. Gay admitió que durante toda la temporada luchó por mejorar una lesión en su muslo drecho. Me esforcé mucho en la final de 100 metros, prefiero descansar y estar presente en el relevo, pienso que de esa manera ayudo más a mi país y al mismo tiempo evito una posible lesión. Gay terminó segundo lugar en la carrera más rápida de la historia ganada por el jamaicano Usain Bolt  (9,58) y legó a su país un 9,71,  nueva marca nacional.

—oooo—

Me salió muy bien  la táctica, por eso me lleve el oro que tanto esperaba en los 400 metros. Me prepararé para salir con rapidez en la arrancada, luego en la recta opuesta tomé el control de la carrera y en lo cien finales me dediqué a conservar la ventaja. Y salió – dijo Sanya Richards, de Estados Unidos.   “Era una deuda que tenía conmigo, no estuve en Osaka, no clasifique y en las Olimpiadas de Beijing perdí por un error táctico, así que me propuse el ahora o nunca – dijo visiblemente emocionada-  Sanya corrió los últimos 10 metros de la prueba con una sonrisa a flor de labio y finalizó con 49 segundos ecactos. La plata fue para la jamaicana  Schericka William, 49,32, récord personal y el bronce se lo llevó a casa la rusa Antonina Krivoshapa ( 49,71). Mientras, la jamaicana Shericka Williams estableció una nueva mejor marca personal con 49.32 para emular su rendimiento olímpico.  La rusa Antonina Krivoshapa  fue bronce  (

49.71). La gran derrotada  sin duda, la titular británica  Christine Ohuruku quien cuando quiso responder   como hizo en Osaka y beijing, no pudo y finalizó quinta, (50,21)

—-000—-

Kerron Clement defendió su título de 400 metros vallas con una gran carrera en la que registró  47.91. El doble campeón del mundo, el dominicano Félix Sánchez ya se nota disminuido y parece que su retiro no anda muy lejos. Clement paro los cronometros digitales en 49,91. Muy bien por el puertorriqueño Javier Culson  que se hizo del segundo lugar,  48,09 y  y dejó a tras a otro campeón del mundo Bershawn Jackson quien finalizó tercero con 48,23, plata y bronce respectivamente .

—ooo—

Kenya vuelve a dominar los 3 000 metros planos, estaba vez  los lauros fueron para Ezequiel Kemboi  al superar a  al vigente campeón mundial y olímpico  Brimin Kipruto. Kemboi terminó con 8 minutos y 89 centésimas. Su compatriota Richard Mettelong hizo su trabajo y como premio alcanzó el segundo puesto, mientras el francés  Bob Tahri estuvo fuerte en la batalla, pero al final no pudo con el imperio de los kenianos. Archivó el galo un muy bueno 8:01,18, marca europea en su poder y record para Francia…

—-oooo—-

Phillips Idowu, sub campeón olímpico en Beijing se cansó de terminar en la segunda posición del triple saltó y superó al monarca olímpico, el portugués Nelson Evora. Un lapidario 17,73  fue suficiente. Phillips se estiró en el tercer intento y así dejó la mejor marca del año y cumplió con el vaticinio del ahora ex monarca mundial Jonathan Edwards.  Evora terminó con 17, 52, brincó con el que abrió la competencia.

también te puede interesar