Deportes

Las marcas de atletismo van quedando atrás

La alemana Ariane Friedrich batió la marca nacional de salto alto al ganar la medalla de oro con un brinco de 2,06 metros, superior al 2,05 establecido por Heike Henkel durante el Campeonato mundial de atletismo Tokio-91

Ariane Friedrich
La alemana Ariane Friedrich batió la marca nacional de salto alto al ganar la medalla de oro con un brinco de 2,06 metros, superior al 2,05 establecido por Heike Henkel durante el Campeonato mundial de atletismo Tokio-91 | Getty Images

Redacción Central |

La alemana Ariane Friedrich batió la marca nacional de salto alto al ganar la medalla de oro con un brinco de 2,06 metros, superior al 2,05 establecido por Heike Henkel durante el Campeonato mundial de atletismo Tokio-91

El registro fue logrado en la primera jornada de la Golden League que se disputa en Berlín, donde brilló  el etiope Kenenise Bekele en  5000 metros y la pertiguista rusa Elena Isinbayeba.

Friederich entabló una interesante batalla con la croata Blanka Vlasic, actual campeona del mundo y medallista de plata en Bejing 2008, pero al final la atleta local rebasó el 2,06 que le dio el título y el honor de superar el récord de la emblemática Heinke Henkel, quien lo ostentaba desde hacia 18 años.

Ambas atletas intentaron mejorar la marca mundial de 2,09 señalada por la búlgara Stefka Kostadinova, en Roma (1987). Vlasic se lanzó  dos veces y Friedrich tres- y más que fracasar se marcharon con las ganas, pero muy aplaudidas gracias a su duelo,  y con la certeza que pronto se volverán a encontrar en Berlín.

Bekele, recordista mundial y olímpico de los 5000 realizó una gran carrera, y como si nada hubiera pasado paró los relojes en 13 minutos y 76 centésimas, aunque bastante distante del 12, 37, 35 impuesto por él  en Hengelo, Holanda, el 31 de mayo del 2004.

Este formidable fondista  es dueño, además, de lo mejor  del orbe en los 10 000 con  crono de 26 minutos,17 segundos y 53 centésimas. Es sin duda, uno de los candidatos de fuerza para ganar la Liga de Oro

La Isinbayeba, – al igual que Bekele- en la pértiga, al parecer no se empleó muy a fondo y quedó muy distante con 4 metros y 83 centímetros de su 5,05. plusmarca  que parece , si la vida no dice otra cosa, estar por el momento fuera del alcance de  otras atletas.

Fue durante el verano del pasado año, en Beijing, donde la espigada rubia alcanzó el título olímpico con el 5, 05, altura de mucho respeto para una especialidad tan técnica como lo es el salto con pértiga. Se piensa que Isinbayeba lo supere en el mundial de Berlín en agosto próximo.

Tras concluir la competencia Elena hizo un aparte con la prensa y le recordó a los periodistas que  no se encontraba en plenitud de forma, “aún hay tiempo en la temporada para llegar bien al Mundial de este año, explicó sonriente.

Un duelo interesante regalaron el finlandés Tero Pitkamki y el noruego Andreas Thorkildsen en el lanzamiento de la jabalina. La victoria para Pitkamki que hizo volar el implemento a 86 metros y 53 centímetros, su mejor registro en lo que va de año.

Muy lejos todavía del soñado 98, 48 impuesto por el checo Jan Zelezny el 25 de mayo de 1996 en Jena, Alemania.   Ese envio promete perdurar unos cuantos años, comentan especialistas.

La norteamericana Sanya Richards, en   los 400 metros, dejó sin opción alguna a sus rivales, y logró lo mejor del año con 49,57 segundos.  Por su parte en los 1.500 metros el keniano Augustin Kiprone Chogue se impuso con 3:29, 47,  crono de la actual temporada.

Los 800 metros los dominó el alemán Robin Shembera , con un buen remate en la recta final, 1:45,96, superior a su compatriota  Michael Rimmer y al keniano Reuben Bett, segundo y tercer lugares respectivamente.

El lanzamiento del disco quedó en mano del estonio Gerd Kanter con disparo de  67,35, segundo para  el polaco Piort Malachowski (67,01) y en tercero finalizó  el alemán  Robert Karting (66,15).

Nada significativo ocurrió en los 110 con vallas con el 13,81 del estadounidense  Dexter Faulk y sin pena ni glorias los 100 metros, un 10,76 de Damus Cherry (USA).

Se sintieron, desde luego, las ausencias del cubano Dayron Robles y del jamaicano Usain Bolt, campeones olimpicos y recordistas del planeta en 110 (12,87) y 100 (9,69), evidentemente regidos por estrategias personales.

Robles anda por el viejo continente y Bolt corrió en Canadá los 100 metros y salió airoso con un discreto (para él) 10 segundos exactos.

La prueba de los 100 femenino como se esperaba la ganó Jamaica,  Kerron Stewart  paró los relojes en 11 segundos. Sigue imbatible los 10,49 estampado por la desaparecida Florence Griffith (USA), quien el 16 de Julio de 1988, en Indianápolis, inscribió en los libros semejante hazaña, una marca de ensueños, como bien la califican técnicos y especialistas.

La Liga de oro se traslada ahora a Oslo Noruega (3 de julio); Roma, Italia (10 de Julio); París, Francia (17 de julio); Zurich, Suiza (28 de Agosto) y cierra en Bruselas, Béligica el 4 de septiembre.

Para el venidero año, la Federación Internacional de Atletismo decidió modificar la Golden League y adoptar la Liga de Diamante, la que constará con un calendario de 12 disciplinas y se desarrollará en ciudades de los cinco continentes, a diferencia de la actual que convoca para el premio seis especialidades y solo se compite en el Continente Europeo.

(Visited 3 times, 1 visits today)

también te puede interesar