Deportes

Como lo Pienso, Así te lo cuento

Es muy difícil encontrar una estrella que no haya pasado por malos momentos, en lo personal le queda todavía por hacer en la difícil y dura disciplina. Sencillamente es muy prematuro para que Roger Federer le niegue al mundo su talento indiscutido y en particular, al tenis

Roger Federer
El suizo Roger Federer lamenta un punto de su adversario y compatriota Stanislas Wawrinka quien le ganó y lo eliminó del Torneo de tenis de Montecarlo. | AFP

Redacción Central |

Es muy difícil encontrar una estrella que no haya pasado por malos momentos, en lo personal le queda todavía por hacer en la difícil y dura disciplina. Sencillamente es muy prematuro para que Roger Federer le niegue al mundo su talento indiscutido y en particular, al tenis

El suizo Roger Federer, ex número uno de la Asociación de Tenistas Profesionales ( ATP) acapara la atención de los medios   y se convierte en blanco de opiniones diferentes acerca de su desempeño, acorde a su real calidad.

Su derrota ahora en el Master 1000 de Monte-Carlos frente a su compatriota Stanislas Wawrinka vuelve a preocupar. Cayó en octavos de final ( 6-4 – 7-5), aunque admitió que no estaba en su mejor forma y que en realidad Stan fue superior.

“Cometí muchos errores, mi saque no estaba funcionando y debo recuperarlo. Tampoco  coloco la pelota donde quiero” aseguró el número 2 de la ATP.

“Ahora me resta seguir mi preparación en  arcilla para venideros compromisos que desembocarán en el Roland Garros, mi gran deuda, sentenció Federer, quien reinó como número uno  del mundo durante cuatro años y medio.

Al suizo se le observó muy ecuánime en sus declaraciones, no justificó su revés y elogió el buen desempeño de Wawrinka, quien  ha logrado un magnifico desarrollo que lo acerca a los grandes del tenis.

A Federer le queda un gran reto que no es más que levantarse, como saben hacer los grandes.   De su limpia carrera destacan genialidad , virtuosismo , talento   toque magistral y calidad humana, cualidades que lo llevaron a convertirse en los primeros años del actual siglo como la primera raqueta del mundo, en poder hoy  del joven mallorquino Rafael Nadal.

Nacido el 8 de agosto de mil 981 en Binningen, en el distrito rural del canton de Basilea, Suiza, Federer es hijo de Robert y de la sudafricana Lynette.         

Criado cerca de Munchenstein desde pequeño siempre tuvo  un carácter fuerte y competitivo. A los 16 años abandonó sus estudios para abrazar su carrera deportiva.

Durante los Juegos olímpicos de Sydney,  conoció a la que es hoy su esposa, la  eslovena Miroslava “Mirka ” Vavrinec, retirada de la disciplina en el dos mil dos, tras sufrir una lesión en el tobillo. De esa unión esperan un deseado bebé.

Entre sus aficiones favoritas  destacan sus amigos, la música, jugar a las cartas y al PlayStation. Otros deportes practicados por el suizo son el Golf, Fútbol y  el Esquí. Domina perfectamente  el Alemán, Inglés y el francés.

Sobresalen en su labor humanitaria la creación en el dos mil tres de la Fundación que lleva su nombre, dirigida  a los niños de todo el mundo, con énfasis en Sudáfrica, país de nacimiento de su madre.

Se sumó en el dos mil cinco a coordinar el programa de ayuda a las victimas del maremoto que afectó al Índico en el dos mil cuatro y realizó  partidos en beneficio de los que sufrieron esos embates de la naturaleza.

Varias de sus raquetas firmadas fueron subastadas y sus ingresos aportados a la UNICEF.

Abanderado  en la lucha contra el SIDA, en el dos mil seis Roger Federer fue nombrado embajador de Buena Voluntad de la UNICEF y por su noble lucha se le otorgó el premio de la Fundación Kinderlachen, Risas Infantiles.

Su amplia historia triunfal, es imposible plasmarla en este trabajo de manera que resumiremos sus actuaciones tan solo en los Gran Slam y en las Master Series.   

Gran Slam. títulos en el Abierto de Australia ( 3 )   en Winbledom ( 5 ); Abierto de Estados Unidos ( 5); En Master Series  su expediente indica  3 pergaminos en el Indian Wells: Miami (2); Hamburgo (4); Canadá ( 2); Cincinatti (2) y Madrid (1).  En Torneos de Tennis Master Cup se alzó cuatro veces con la victoria.   

Hoy los especialistas indican que Roger Federer transita por un mal momento.  En los últimos doce meses las cosas han cambiado en su vida profesional,  no es el número uno del mundo desde que perdiera con Rafel Nadal el pasado año en Wimbledon.

Se habla   que en el Abierto de Miami su comparecencia ante la prensa no fue la mejor . Luego de caer ante Nadal  las cosas no venían bien, había perdido las semifinales del Abierto de Australia contra otra revelación Novak Djokovic, quien resultó campeón del torneo.

Pero es que se le suma además su derrota  a manos  del británico Andy Murray en Dubai, donde según los entendidos Roger siempre se había adjudicado la victoria con un tenis de muy alto nivel competitivo.

Cuenta Paola Suarez, la mejor doblita argentina de todos los tiempos , que cuando Federer alcanzó la medalla de oro en Beijing 2008 en doble, volvió a soñar con igualar el record  del estadounidense Pete Sampras, de 14 títulos en Grand Slam .

Federer ya es el mejor de la historia, porque Sampras sólo jugó una semifinal de Roland Garros, mientras que Roger disputó tres . Y no sólo eso, sino que el suizo ganó torneos de categoría Master 1000, antes Masters Series, en polvo de ladrillo, comenta Paola, columnista del ESPN .

Y añade la ex jugadora argentina que todo esto unido a  lo hecho en los Grand Slam, a su capacidad de ganar en cualquier superficie y en la forma en que lo hizo en los últimos cinco años lo convierten en el mejor jugador de la historia, solo comparable con el australiano Rod Laver.

Es cierto que hace rato el suizo no encuentra su mejor tenis, que la nueva generación que le sucede le complican los partidos y que estrellas como Nadal, Djokovic y Murray  le ganan, indica Paola.

Tal vez  Roger este obsesionado con superar la marca de Sampras. Lo cierto es que no es por mucho el de antes por las razones que sean.

Desde luego Federer cumplirá 29 años el venidero agosto, la llegada del muy esperado bebé en el próximo verano le puede ampliar su realización, y por su indiscutida calidad y excelencia, debe retomar su juego preciso, abandonar la  falta de confianza y divertirse en cada compromiso que asuma.

Es muy difícil encontrar una estrella que no haya pasado por malos momentos, en lo personal  le queda todavía por hacer en la difícil y dura disciplina. Sencillamente es muy prematuro para que Roger Federer le niegue al mundo su talento indiscutido  y en particular, al tenis.

también te puede interesar