Deportes

II Clásico Mundial

Con esos truenos de Australia propinándole una entrada de palos a la bien preparada escuadra mexicana, abatida en el propio portal de su casa, 17 a 7 ante el asombro de mas de 20 mil personas, en el Foro Sol del Distrito Federal, no me atrevo a un pronóstico ni loco que estuviera

II Clásico Mundial
II Clásico Mundial | Reuters

Redacción Central |

Con esos truenos de Australia propinándole una entrada de palos a la bien preparada escuadra mexicana, abatida en el propio portal de su casa, 17 a 7 ante el asombro de mas de 20 mil personas, en el Foro Sol del Distrito Federal, no me atrevo a un pronóstico ni loco que estuviera

Hace apenas unos días, antes de iniciarse en el Tokio Dome el II Clásico Mundial escribí un comentario relacionado con los pronósticos de pre competencia y al parecer, hasta ahora, se cumple de cierta manera un hecho real: en un torneo corto y con un sistema de clasificación especial, cualquier vaticinio puede caer a tierra.

Veamos lo siguiente: Japón tras ganar invicto en su grupo y propinarle nocao en la vuelta clasificatoria a Corea del Sur, tuvo que jugar un partido extra con los coreanos para definir el primer lugar de ese grupo. Japón fue derrotado y por obra de un sistema extrañísimo, y en mi opinión ‘único viajaría a San Diego como segundo lugar de la llave A, cuando en realidad terminó de primero.

Tal vez esto no decida la suerte de Japón, luego que concluyan los juegos de la Poll B, es decir, México, Cuba, Australia y Sudáfrica, de cuyo grupo saldrán los otros dos rivales que estarán junto a los dos grandes del béisbol asiático en la segunda fase de la competencia.

Pero se supone que el primer lugar tiene ciertos privilegios, tal vez de segundo a los japoneses le toque jugar con un rival de mayor potencialidad que el que le hubiera correspondido como primero de su llave.

Desde luego, el sistema es parejo para todos, de manera que lo que es parejo para todos, no constituye desventaja para nadie. Pero el asunto no es ese. El tema pasa porque ese partido entre Japón y Corea del Sur ya era innecesario. Los nipones fueron primero  en realidad y de ocurrir un empate el partido particular entre ambos decide, en este caso los campeones del Primer Clásico ya habían liquidado a los surcoreanos por la vía del KO.

Esto privó a ambos conjuntos de tener  más tiempo para la lógica adaptación de las doce de horas que tendrán en su contra una vez que pisen suelo del Continente Americano.

Un viejo amigo mió me dijo con su lenguaje directo: El juego extra obedece a las recaudaciones que de antemano se venden. Obviamente los organizadores del Clásico, imagino, crearon este sistema para cumplir con la cantidad de juegos vendidos, Es lo único que se me ocurre pensar.

Todo esto tiene que ver con los vaticinios. Resulta difícil hacer conjeturas cuando se trata de una competencia con muchas reglas especiales. Recuerdo que Estados Unidos, en el Primer Clásico por obra de un sistema raro para decidir desempate se quedó fuera de la  final y entró Japón, por encima de Corea,  en su grupo, el mejor durante la primera fase.

Y Estados Unidos quedó eliminado porque recurrieron a entradas jugadas y como los rubios del norte le propinaron en cinco entrada Super Nocao a Sudáfrica, regla especial, pues tuvieron que recoger sus maletas y retornar a casa con mas tristeza que satisfacción,  una selección, dicho sea de paso,  cuajada de estrellas de las Ligas Mayores.

Los Dueños del Clásico, en esta oportunidad dijeron NO a ese enredo que perjudicó a los muchachotes del patio.

Vamos a esperar lo que resta de la primera fase para acércanos a un pronostico un poco mas realista. Con esos truenos de Australia propinándole una entrada de palos a la bien preparada escuadra mexicana,  abatida en el propio portal de su casa, 17 a 7  ante el asombro de mas de 20 mil personas en el Foro Sol del Distrito Federal, no me atrevo ni loco que estuviera.

también te puede interesar