Deportes

II Clásico Mundial de Béisbol

Los rentados siempre tendrán que hacer lo que digan sus dueños, eso son los que le pagan . Y ninguna cláusula puede ser violentada. Santa palabra

Redacción Central |

Los rentados siempre tendrán que hacer lo que digan sus dueños, eso son los que le pagan . Y ninguna cláusula puede ser violentada. Santa palabra

Hurgando en el volumen informativo, de entrevistas, comentarios y análisis que en estos días invade el mundo beisbolero con la arrancada del Segundo Clásico mundial de Béisbol, con la participación de 16 equipos en representación de los cinco continentes, me encontré en el Miami Herald, un breve comentario acuñado con la firma de Jorge Ebro, cuyo trabajo me resultó interesante.

Dice el periodista y cito ” Con el perdón de Bud Selig el Clásico mundial de Béisbol va por mal camino. Salvo Cuba, donde la elección al equipo nacional es casi un acto de Estado, y en menor medida los países asiáticos, el resto de las escuadras llegan al evento con notables ausencias.”

Tiene , en mi opinión, toda la razón del mundo.. Porque es cierto como se indica en el trabajo, que nadie puede decir  que a ese certamen acuden todos los mejores rentados de la llamada Gran Carpa. Unos quieren ir, caso Albert Pujols, de República Dominicana, pero de última se lo impidieron los dueños de los Cardenales de San Luis.

Otros, sin embargo,  logran su sueño de vestir la camiseta de su país natal.  Recuerdo lo que dijo Bernie William, el fabuloso jardinero central de los Yankees de Nueva York por muchos años.” Me siento orgulloso de vestir la camisa de Puerto Rico en un evento Internacional.”

Desde luego, estoy seguro que el General manager de los Yankees le dio luz verde a William porque ya le rondaba el inexorable retiro. No era Bernie  la figura clave del mítico equipo donde han militado tantas estrellas en diferentes épocas, como aquel regordete, Babe Ruth, convertido en un icono de la legendaria escuadra del Bronx..

Hace apenas unos días escribí en esta propia página un comentario que apuntaba hacia donde van dirigidas las intenciones de la cúpula dirigente del béisbol de Las Ligas Mayores. Si lo miro con espíritu sano, interpreto que la idea puede ser muy buena .

Pero es complicado el tema, los rentados siempre tendrán que hacer lo que digan sus dueños, eso son los que le pagan . Y ninguna cláusula puede ser violentada. Santa palabra.

Ahora mismo no creo que esto se logre, tal vez algún día, quizás. Únicamente la  Federación Internacional de Fútbol Asociado,  exige la liberación de jugadores estrellas para que integren las selecciones de sus países respectivos a los torneos oficiales regenteados por dicha organización, principalmente en la Copa del Mundo, donde el planeta se paraliza por un mes.

“La lista de los que han rechazado asistir al Clásico es larga, pesada, y deja una estela de malestar, porque sus equipos, de haberlos tenido, serían vistos con otro prisma ahora que el torneo entra en total ebullición. ” comenta Ebro y agrega

“Parte de la culpa recae en el individualismo de la mayoría de esas estrellas que, amparados bajo el logo de sus equipos de Grandes Ligas, encuentran cualquier excusa para decirle no al Clásico “

El asunto está bien claro, digo yo, si queremos de verdad ayudar al triunfo total del Clásico, Los magnates de la MBL, deben despojarse de las regulaciones que mantienen bajo contrato a los rentados, despojarse de las tantas prohibiciones que impiden a muchos atletas vestir el uniforme  de su país, en un torneo que pudiera convertirse en un espectáculo hermoso.

Desde luego, este es un razonamiento de mi parte romántico y hasta  infantil.

Luis Sojo, mentor de Venezuela se quiebra la cabeza al saber que los Marineros del Seatle le impusieron usar en su rotación para el primer partido  frente a Italia a dos lanzadores de aquella Franquicia, y no en días alternos como lo había planificado

Frente a esto, nada puedo hacer, comentó Sojo, como nada pudo hacer para contar con Johan Santana y Zambrana, dos grandes estrellas del montículo y que mucho necesita Venezuela..

Por eso me identifiqué mucho con este comentario , se que tiene detractores a  montón y que a mi modo de ver, será una quimera disfrutar de un Clásico mundial con libertad plena para que cada pelotero decida su voluntad de representar a su País.

Pero hablando en plata, la plata es la plata y es lo que hasta el momento decide el destino, no de un deporte determinado, más aún, el destino también de la humanidad.

¿Quién le pone el cascabel al gato ?  ¿ Yo?  ¿ Usted ?

Mejor dejémoslos asi    ¿……….?

también te puede interesar