Deportes

Reconocen el carácter y el valor de Roberto Clemente en el Salón de la Fama

El legendario pelotero puertorriqueño murió hace 35 años en un accidente aéreo cuando iba con ayuda a Nicaragua por un terremoto

Roberto Clemente
Reconocen el carácter y el valor de Roberto Clemente en el Salón de la Fama. | Internet

Redacción Central |

El legendario pelotero puertorriqueño murió hace 35 años en un accidente aéreo cuando iba con ayuda a Nicaragua por un terremoto

El legendario pelotero puertorriqueño Roberto Clemente, que murió hace 35 años en un accidente aéreo cuando iba con ayuda a Nicaragua por un terremoto, será homenajeado el 1 de noviembre por el Salón de la Fama del Béisbol por su carácter y valor fuera del terreno.

Clemente (1934-1972), primer latino en ser exaltado al Salón de la Fama (1973) y en conectar 3.000 imparables en las Grandes Ligas, será homenajeado junto a los peloteros estadounidenses Lou Gehrig (1903-1941) y Jackie Robinson (1919-1972), primer jugador negro en las Ligas Mayores en 1947.

El homenaje de los tres peloteros se realizará como parte de la celebración del Fin de Semana de Carácter y Valor del Salón de la Fama en Cooperstown, Nueva York.

Las tres estatuas que se develarán fueron esculpidas por Stanley Bleifel.

El Salón de la Fama indicó en un comunicado de prensa que al homenaje se esperan familiares de Clemente, Gehrig y Robinson, así como el lanzador de los Medias Rojas de Boston Curt Schilling.

Robinson murió a los 53 años de un ataque al corazón en 1972.

Clemente y Gehrig han sido los únicos dos peloteros que fueron exaltados al Salón de la Fama sin haber cumplido los cinco años de espera luego de retirarse.

Gehrig fue el dueño del récord de partidos jugados consecutivamente con 2.130, desde 1938 y hasta que en 1995, Cal Ripken, Jr., lo rompió.

Gehrig fue seleccionado al Salón de la Fama en 1939, luego de culminar la temporada de ese año, en la cual sólo jugó ocho partidos hasta que anunció que sufría de esclerosis lateral amiotrófica, conocida desde entonces como el Mal de Lou Gehrig .

Roberto Clemente Walker nació el 18 de agosto de 1934 en Carolina, ciudad aledaña de San Juan.

Cuando pequeño, se desempeñó en pista y campo y softbol, pero no fue hasta que comenzó a jugar béisbol aficionado en Puerto Rico que demostró sus quilates en el terreno.

La primera gran oportunidad de Clemente surgió cuando el dueño de los Cangrejeros de Santurce, de la Liga de Béisbol Profesional de Puerto Rico, Pedrín Zorrilla, lo firmó en 1952 por un salario de 40 dólares semanales.

Luego Clemente fue invitado por Zorrilla a participar de unas pruebas en el estadio Sixto Escobar en San Juan adonde asistirían agentes y dueños de equipos de Grandes Ligas.

Allí le interesó a Al Campanis, vicepresidente de los Dodgers de Brooklyn.

Clemente, no obstante, aún no podía firmar para las Ligas Mayores porque no había culminado la escuela superior, hasta que en 1954, a sus 19 años, plasmó su rúbrica con los Dodgers.

Clemente firmó mediante la autorización de su padre, por 10.000 dólares, con los Reales de Montreal, sucursal en la Triple-A de Brooklyn.

Sin embargo, nunca jugó para Brooklyn, pues según una regla, en aquel entonces se requería que cualquier jugador que firmara por más de 4.000 dólares fuera puesto en el registro de las Grandes Ligas después de un año en las menores. De lo contrario, podía ser firmado por cualquier otro equipo.

Al Clemente conocer de esta regla, pensó regresar a Puerto Rico, hasta que el caza talentos de los Piratas de Pittsburgh Clyde Sukeforth fue al hotel donde se hospedaba el pelotero, habló con él y le prometió que para el próximo año sería el guardabosque regular del equipo.

Clemente comenzó a jugar con los Piratas en 1955.

En 18 temporadas, todas con los Piratas, bateó un promedio de ,317. En su último al bate en la campaña regular de 1972, conectó su imparable número 3.000, convirtiéndose en el undécimo jugador en la historia en llegar a esa cifra.

Clemente ganó cuatro títulos de bateo en la Liga Nacional (1961, 1964, 1965 y 1967), fue seleccionado a doce Juegos de Estrellas y ganó igual número de Guantes de Oro por su excelente defensiva en los jardines.

En 1966, fue seleccionado Jugador Más Valioso de la Liga Nacional.

Ayudó a los Piratas a ganar las Series Mundiales de 1960 y 1972.

En esta última, se ganó el premio al “Jugador Más Valioso” de la serie al batear ,414 de promedio, convirtiéndose en el primer latino en ganarlo.

En los 14 partidos que jugó en la Serie Mundial conectó imparables.

En 1964, se casó con Vera Zabala, con quien procreó a Roberto, Luis Roberto y Roberto Enrique.

Clemente murió a los 38 años el 31 de diciembre de 1972 cuando el avión en el que se trasladaba a Nicaragua para ayudar a los perjudicados por un terrible terremoto, cayó al mar al norte de San Juan.

El cuerpo de Clemente nunca se encontró.

también te puede interesar