Deportes

Román “Chocolatito” González es el nuevo monarca de las 105 libras de la AMB

El boxeador nicaragüense, Román “Chocolatito” González se convirtió en el décimo púgil pinolero en ser campeón mundial, al vencer en cuatro asaltos al ahora ex campeón japonés Yutaka Niida

Chocolatito
El boxeador nicaragüense, Román "Chocolatito" González se convirtió en el décimo púgil pinolero en ser campeón mundial, al vencer en cuatro asaltos al ahora ex campeón japonés Yutaka Niida. | Reuters

Redacción Central |

El boxeador nicaragüense, Román “Chocolatito” González se convirtió en el décimo púgil pinolero en ser campeón mundial, al vencer en cuatro asaltos al ahora ex campeón japonés Yutaka Niida

La pelea, realizada en Japón, fue transmitida por Multinoticias Canal 4 a partir de las cuatro de la mañana. La victoria del nicaragüense lo convierte en el nuevo campeón de las 105 libras de la Asociación Mundial de Boxeo.

“Chocolatito” desde el primer asalto se fue sobre su rival, atacándolo con mucha consistencia. La victoria del pinolero fue indiscutible.

En el cuarto asalto, el árbitro estadounidense Mark Nelson llamó al médico para examinar las condiciones de Niida, quien fue castigado por Chocolatito con contundentes golpes en el ojo derecho y presentaba una lesión en el tabique de la nariz.

Niida defendía por octava vez su cetro de monarca de las 105 libras de las AMB. Después de este combate, Chocolatito presenta un récord de 20-1, con 18 nocauts.

Luego de su categórica victoria, el nuevo monarca nicaragüense agradeció al pueblo de Nicaragua por estar pendiente de su pelea, en especial del compañero presidente Daniel Ortega Saavedra, quien lo llamó horas antes del combate para expresarle su apoyo. También saludó al tricampeón mundial de boxeo y futuro alcalde de Managua, Alexis Argüello.

también te puede interesar

Bandera del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN)

CIRCULAR / JEFATURA NACIONAL DE CAMPAÑA

Como [email protected], como Gran Familia, como Familia Sandinista, Vamos Adelante, EN AMORANICARAGUA, y Siempre Más Allá!