Deportes

Alemania embosca 3-2 a Portugal y es semifinalista

Alemania le tendió una trampa a Cristiano Ronaldo y aprovechó cada gentileza de la defensa rival para vencer el jueves 3-2 a Portugal y clasificarse a las semifinales de la Eurocopa

Michael Ballack
El jugador alemán Michael Ballack celebra su gol ante Portugal en la Eurocopa 2008, en Basilea, jun 19, 2008. El director técnico de la selección alemana de fútbol, Joachim Loew, le dio a sus jugadores un breve respiro el viernes tras su victoria sobre Portugal en los cuartos de final de la Eurocopa, pero prometió la misma intensidad en el próximo compromiso del torneo. Alemania se metió el jueves entre los cuatro mejores de la competencia al superar 3-2 a Portugal en Basilea, tres días después de ganarle 1-0 a Austria para mantenerse con vida en el ultimo partido de la etapa de grupos. | Reuters

Redacción Central |

Alemania le tendió una trampa a Cristiano Ronaldo y aprovechó cada gentileza de la defensa rival para vencer el jueves 3-2 a Portugal y clasificarse a las semifinales de la Eurocopa

Bastian Schweinsteiger, Miroslav Klose y Michael Ballack marcaron los goles a los 22, 26 y 61 minutos, respectivamente, en el estadio St. Jakob-Park. Fue la primera victoria de los alemanes sobre Portugal en tres enfrentamientos por el campeonato europeo.

El capitán Nuno Gomes y Helder Postiga anotaron para Portugal a los 40 y 87 minutos.

Alemania, campeón en 1972, 1980 y 1996, precisamente la última vez que fue semifinalista, se medirá el próximo miércoles en Basilea ante el ganador del duelo del viernes entre Croacia y Turquía.

Portugal, que había sido finalista en 2004, vuelve a ver frustrado el sueño de conquistar un gran trofeo por primera vez en su historia. El partido en Basilea, además, marcó la despedida de su técnico Luiz Felipe Scolari, que a partir del 1 de julio dirigirá al Chelsea.

Su equipo avisó primero a los 20 minutos con un desborde por derecha de Jose Bosingwa y posterior centro para Joao Moutinho, que prácticamente debajo de los palos le pegó con el muslo por arriba del travesaño.

Pero Alemania agarró de contragolpe mal parado a Portugal y marcó el primero. Lukas Podolski, goleador alemán en el torneo con tres tantos y que volvió a su puesto habitual de punta en lugar de Mario Gómez, disparó por izquierda, jugó la pared con Ballack y metió el pase para Schweinsteiger, que le ganó en velocidad a Paulo Ferreira y la mandó a guardar de derecha.

Schweinsteiger, suplente en los dos primeros partidos de su equipo, había sido el verdugo de Portugal hace dos años al anotar dos en la victoria 3-1 por el tercer puesto en el mundial.

Con Portugal todavía sacudido, los alemanes anotaron el segundo. Tras un tiro libre de Schweinsteiger, Klose se anticipó a todos y cabeceó al gol. Fue el primer festejo del delantero en el torneo.

Desde uno de los palcos del estadio, el técnico alemán Joachim Loew -al que la UEFA le impidió estar en la banca como castigo por su expulsión en la victoria 1-0 ante Austria- no reprimió su felicidad y festejó a los saltos ambos goles.

Como si fuera poco, los portugueses perdieron al volante Joao Moutinho, que en una jugada desafortunada se lesionó la rodilla derecha y fue reemplazado por Raul Meireles.

Y en el peor momento, apareció por primera y última vez Cristiano Ronaldo. La estrella del Manchester United había sido bien controlado por los alemanes, que al parecer tomaron en cuenta los consejos de su arquero Jens Lehmann, quien hace un par de días había dicho tener la fórmula para frenar al hábil delantero basada en su larga experiencia en la liga inglesa.

Cristiano le ganó las espaldas a Per Mertesacker y buscó ejecutar al guardameta. Lehmann alcanzó a manotear el balón, pero el rebote quedó para Gomes, que definió de zurda.

El descuento revitalizó a los conducidos por Scolari, que a los 56 casi empatan con un cabezazo de Pepe tras tiro de esquina.

Pero en otra pelota parada, Alemania liquidó el pleito. Otra vez Schweinsteiger hizo el envío, que ahora conectó de cabeza Ballack, en una jugada que contó con la complicidad nuevamente de Ferreira y del arquero Ricardo, que salió un segundo tarde a cerrar.

Postiga, de cabeza, le puso emoción al final. Pero la historia estaba sentenciada.

también te puede interesar