Deportes

Indios del Bóer se afianzan en la cima al vencer al San Fernando

En León, los melenudos vencieron 4-1 al Chinandega.

Brian Rodaway
Brian Rodaway consiguió su primera victoria con el Bóer. | LNBP

Redacción Central |

En León, los melenudos vencieron 4-1 al Chinandega.

Los Indios del Bóer se afianzaron en el primer lugar de la Liga Nicaragüense de Béisbol Profesional (LNBP), al hilvanar su cuarta victoria al hilo con marcador de 4-0 ante el San Fernando, la tarde del sábado en Masaya.

El estadounidense Brian Rodaway, ganador de 15 juegos en la Liga Independiente Can-Am, logró su primer éxito en la LNBP con una labor de siete episodios sin carreras, cuatro hits y tres ponches.

Byron Zepeda y Wilber Bucardo completaron la lechada, mientras que Reymundo Leytón decidió el juego con un doble empujador de dos carreras en la segunda entrada, frente al perdedor Asdrudes Flores (0-1).

En León, los melenudos vencieron 4-1 al Chinandega, que ha perdido cuatro de sus últimos cinco compromisos.

El dominicano Reynaldo García (1-0), quien lanzó en las Grandes Ligas con Texas en el 2002 y Boston en el 2004, tuvo un impresionante debut con León, con pitcheo de siete entradas para cuatro hits, mientras el boricua John Lyn Pachot bateaba de 4-3. Aristides Sevilla salvó y perdió Richard Acosta, quien salió de juego en la segunda entrada por dolor en el brazo.

Subtítulo: Próspero cuelga los spikes

Próspero González, el bateador zurdo más explosivo en la historia del béisbol moderno nicaragüense, colgó los spikes el pasado viernes, pero los Tigres dejaron escapar una importante victoria ante los Leones.

En el juego de despedida de Próspero González, el más poderoso bateador izquierdo de la historia del béisbol nicaragüense, Justo Rivas, el nuevo artillero de poder de nuestra pelota, fue el héroe con un hit que impulsó una carrera en el inicio del noveno inning para encaminar a los Leones a una victoria 6-4 sobre los Tigres, anoche en Chinandega.

Próspero, quien jugó la primera base y bateó de octavo en la alineación del Chinandega, fue despedido en una breve ceremonia en la séptima entrada, en la cual recibió reconocimientos de parte de las alcaldías de El Viejo y Chinandega, así como de su equipo.

Después que el artillero le dio la vuelta al cuadro, acompañado de su familia, mientras recibía la ovación de cerca de cinco mil fanáticos reunidos en el Estadio Efraín Tijerino, los leoneses arruinaron la noche de los chinandeganos.

también te puede interesar