Deportes

Evo Morales protesta contra FIFA en cima de nevado boliviano

Bolivia – El presidente de Bolivia, Evo Morales, jugó al fútbol el viernes en la cima de una montaña de 5.400 metros, en otro paso de su campaña para mostrarle a la FIFA que la práctica deportiva a gran altitud no implica riesgos para la salud

Fútbol
El presidente de Bolivia, Evo Morales, jugó al fútbol el viernes en la cima de una montaña de 5.400 metros, en otro paso de su campaña para mostrarle a la FIFA que la práctica deportiva a gran altitud no implica riesgos para la salud. | AP

Redacción Central |

Bolivia – El presidente de Bolivia, Evo Morales, jugó al fútbol el viernes en la cima de una montaña de 5.400 metros, en otro paso de su campaña para mostrarle a la FIFA que la práctica deportiva a gran altitud no implica riesgos para la salud

El equipo de Morales, integrado por funcionarios del Gobierno y ex futbolistas profesionales, llegó en helicóptero a la cumbre del Chacaltaya para jugar, vistiendo pantalones cortos y dispuesto a enfrentar una temperatura que rondaba los cero grados en una pequeña cancha rodeada por picos nevados.

“Hemos demostrado que sí podemos jugar en altura,” dijo Morales a reporteros al finalizar su partido de 40 minutos en el nevado Chacaltaya, en las afueras de La Paz y donde está una de las pistas de esquí más altas del mundo.

El gobernante indígena, de 47 años, marcó uno de los goles con los que su equipo derrotó 9-3 a un cuadro de estudiantes que asisten al laboratorio universitario de investigaciones cósmicas instalado en el lugar.

El juego en Chacaltaya se sumó a una serie de manifestaciones desatadas en Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú por la decisión de la FIFA de prohibir partidos internacionales de fútbol en estadios ubicados en ciudades que están por encima de los 2.500 metros sobre el nivel del mar.

El fútbol a gran altitud pone en riesgo la salud de los deportistas y atenta contra los principios de la competencia justa, dijo el domingo el presidente de la FIFA, el suizo Joseph Blatter, al anunciar el veto que, de ser confirmado, afectaría a la mayoría de las ciudades bolivianas.

MORALES, FIRME

Morales calificó a la prohibición como “discriminatoria” e invitó a los alcaldes de las ciudades afectadas a una reunión en La Paz, el 6 de junio, para debatir una respuesta conjunta.

Una delegación oficial boliviana encabezada por el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, llegó el miércoles a Zurich para exigir a la FIFA el levantamiento del veto, pero no logró su propósito de participar en el congreso del organismo rector del fútbol mundial.

“Hay (…) posibilidad de replantear, de reconsiderar esta decisión unilateral que ha tomado el comité ejecutivo de la FIFA,” dijo Quintana el viernes desde Suiza, en contacto telefónico con medios locales.

El veto de la FIFA significa que Bolivia, Colombia y Ecuador no podrán jugar como locales en sus capitales, en tanto que Perú vería truncados sus planes de jugar en Cusco algunos de sus partidos de la eliminatoria sudamericana.

El viernes, Colombia anunció que contempla la posibilidad de no participar en la eliminatoria sudamericana para el Mundial de Sudáfrica 2010 en protesta por la decisión de la FIFA.

Dirigentes de los cuatro países andinos acusaron a la FIFA de intentar favorecer a Argentina y Brasil, potencias futbolísticas que se han quejado con frecuencia de las dificultades de jugar en altitudes donde hay menos oxígeno que a nivel del mar.

Algunos dirigentes y medios de comunicación andinos sostuvieron en la última semana que, si se aplica un veto al fútbol a gran altitud, debería prohibirse también el juego en lugares donde hay excesivo calor, frío o humedad.

también te puede interesar