Deportes

Los Latinos protagonizaron la jornada del Lunes en las Mayores

La fuerza del bate de los peloteros venezolanos y el control de los lanzamientos que aportaron el cubano José Contreras, el dominicano Daniel Cabrera y el criollo Aníbal Sánchez les hicieron ser de nuevo los latinoamericanos más destacados en la pasada jornada del béisbol de las Grandes Ligas

Jose Contreras
Jose Contreras. | Reuters

Redacción Central |

La fuerza del bate de los peloteros venezolanos y el control de los lanzamientos que aportaron el cubano José Contreras, el dominicano Daniel Cabrera y el criollo Aníbal Sánchez les hicieron ser de nuevo los latinoamericanos más destacados en la pasada jornada del béisbol de las Grandes Ligas

No pudo comenzar mejor el día para el béisbol latinoamericano cuando los premios de la primera semana de competición del deporte pasatiempo nacional fueron a parar todos a manos del venezolano Miguel Cabrera, el dominicano Vladimir Guerrero y el estadounidense, de origen quisqueyano, Alex Rodríguez.

Cabrera no había dejado ninguna duda de ser el mejor dentro de la Liga Nacional después de la gran aportación que hizo en el ataque de los Marlins de Florida, mientras que Guerrero, de Los Angelinos de Los Angeles, y Rodríguez, de los Yanquis de Nueva York, tuvieron que compartir honores en la Americana.

Pero el tercera base criollo de los Marlins no quiso que el premio fuese algo que sonase a casualidad y salió de nuevo al diamante para pegar el tercer cuadrangular de la temporada e impulsar tres carreras que ayudaron a su equipo a ganar 5-3 el partido disputado frente a los Cerveceros de Milwaukee.

El nuevo cuadrangular de Cabrera lo dejó con .500 de promedio de bateo, tres jonrones y nada menos que 11 carreras impulsadas en lo que va de competición.

Su compatriota y compañero Sánchez (1-0) salió al montículo y aunque no brilló si supo hacer su trabajo para quedarse con la primera victoria de la nueva temporada después de lanzar seis entradas en las que permitió ocho imparables, tres carreras limpias y dio tres bases por bolas.

Sánchez dejó el montículo con la ventaja de 5-3 en la pizarra y el relevo hizo el resto del trabajo al mantenerla y asegurar la victoria.

Si Cabrera respondió con hechos al honor del premio recibido, su compatriota, el jardinero Bobby Abreu llegó al Metrodome de Minneapolis para tener una noche mágica desde la caja de bateo después de conectar jonrón e impulsar cuatro carreras en el triunfo por 8-2 de los Yanquis sobre el equipo local de los Mellizos.

Abreu se fue de 5-3, mientras que Rodríguez también boto la pelota fuera del parque para ser la quinta vez que lo hace en lo que va de la nueva temporada y reivindicó el premio de Jugador de la Semana en la Liga Americana.

El abridor dominicano Daniel Cabrera lanzó una gran pelota y su compatriota Miguel Tejada junto con el venezolano Melvin Mora anotaron e impulsaron carreras para que los Orioles de Baltimore venciesen 6-2 a los Tigres de Detroit.

Cabrera, que ha crecido casi tres centímetros durante el descanso invernal, confirmó que ha encontrado también su mejor control en los lanzamientos y fue siempre el que dominó desde el montículo.

El abridor dominicano completo ocho entradas en el primer partido de la nueva temporada que los Orioles disputaron en su campo y nunca estuvo en peligro.

Cabrera (1-1), que se quedó con la victoria, no permitió que los peloteros de los Tigres llegasen a las bases y espació dos dobles con una anotación en el segundo episodio sin que le volviesen a hacer daño hasta el octavo.

El derecho dominicano retiró a 13 de los últimos 17 bateadores que se enfrentó y sacó a dos de los que llegaron a las bases con dos dobles matanzas.

“Me he sentido muy seguro y a gusto con los lanzamientos”, comentó Cabrera. “Siempre estuve en control y coloque la pelota donde quería”.

Cabrera también destacó el gran trabajo que había hecho la defensa del equipo con las dos dobles matanzas. Después de haber completado dos salidas, Cabrera ha conseguido 14 ponches y sólo cedido cuatro bases por bolas.

Si Cabrera hizo su trabajo en el montículo, el bateo oportuno lo pusieron Mora que se fue de 4-2 con anotación e impulsada y la misma producción tuvo Tejada, dándole a los Orioles (3-4) un ataque balanceado que estableció también la diferencia.

Pero si hubo un abridor que deseaba conseguir no sólo al victoria sino también borrar también el mal recuerdo que le dejó el partido inaugural de la nueva temporada, este no fue otro que el cubano Contreras, que además apareció también muy diferente al de su primera apertura de la temporada.

Contreras volvió a se el lanzador bajo control y el ataque de los Medias Blancas de Chicago le dieron la ayuda necesaria para que el equipo ganase 4-1 a los Atléticos de Oakland.

El derecho cubano se recuperó de la breve y pésima salida de una entrada que tuvo el pasado 2 de abril y lo hizo al trabajar seis episodios efectivos para que Chicago interrumpiera una serie de cuatro derrotas seguidas en el estadio Coliseum con apenas su quinta victoria en 28 intentos en el parque de los Atléticos desde el 2001.

Todos los jugadores de los Medias Blancas reconocieron que el cambio de actitud y de rendimiento de Contreras fue la clave de la victoria.

Contreras (1-1), que tuvo el 2 de abril la segunda apertura más corta de su carrera con sólo una entrada de trabajo y permitió ocho carreras y siete imparables ante los Indios de Cleveland, frente a los Atléticos cedió sólo una carrera y cuatro hits, ponchó a cuatro bateadores y regalo cuatro bases por bolas.

“Después de abrir un día inaugural como lo hice, necesitaba el triunfo para mi ánimo”, dijo Contreras mediante un traductor.

“Localicé mucho mejor mi bola rápida. Esa fue la diferencia”.

El piloto de los Medias Blancas, el venezolano Ozzie Guillén, también disfrutó el triunfo poco habitual en sus visita a Oakland, y bromeo en torno a la ausencia de bebidas alcohólicas en el estadio de los Atléticos desde la pasada temporada.

también te puede interesar