Deportes

Bóer gana primer juego de la Serie Final

El divino poder del bombardero estadounidense Clyde Williams, estremeció a más de 20 mil personas la noche del martes en el Estadio Nacional Denis Martínez, para llevar a los Indios del Bóer a una victoria 5-4 sobre los Leones de León, en el primer juego de la Serie Final de la Liga Nicaragüense de Beisbol Profesional (LNBP) que estuvo cargado de emociones y hasta tuvo lugar para un round de boxeo

Clyde Williams
El divino poder de Clyde Williams, con un jonrón de tres carreras en el cierre del octavo inning con el equipo perdiendo 3-2, sacó del fango al Bóer y lo llevó a una victoria 5-4 sobre León ante más de 20 mil personas en el Estadio Nacional, en el primer juego de la Serie Final de la Liga Nicaragüense de Beisbol Profesional. | LNBP.net

Redacción Central |

El divino poder del bombardero estadounidense Clyde Williams, estremeció a más de 20 mil personas la noche del martes en el Estadio Nacional Denis Martínez, para llevar a los Indios del Bóer a una victoria 5-4 sobre los Leones de León, en el primer juego de la Serie Final de la Liga Nicaragüense de Beisbol Profesional (LNBP) que estuvo cargado de emociones y hasta tuvo lugar para un round de boxeo

Los Indios estuvieron abajo en el marcador durante siete entradas, pero Williams hizo vibrar el estadio con un proyectil a las tribunas del jardín derecho con dos corredores en base, que le dio vuelta al marcador 5-3. Los felinos presionaron en el inicio del noveno episodio, consiguiendo una carrera, pero dejaron la anotación del empate en la tercera base.

El lanzador panameño Jorge Cortés se anotó la victoria en plan de relevista, en sustitución del abridor dominicano Juan Figueroa, quien fue irrespetado con tres carreras en el primer inning, pero luego colgó seis argollas en fila. El pinolero Julio Raudez se apuntó juego salvado.

El perdedor fue el relevista dominicano Luis Perdomo, quien junto a su paisano Willie Lebrón, no pudieron sostener la ventaja de una carrera que le heredó el abridor leonés Aristides Sevilla.

Después del decisivo cuadrangular de Williams, se armó una trifulca en el campo de juego, cuando el siguiente bateador en turno, Marlon Abea, se sintió amenazado por un lanzamiento que debió esquivar para no ser golpeado, provocando que varios peloteros de ambos equipos llegaran a los golpes en el campo y uno de ellos, el cubano Edisbel Benítez, de León, fue cortado encima de su ceja izquierda. El pleito fue controlado y pudo terminar sin mayores problemas, pero está claro que esta será una serie muy friccionada.

Clyde fue el héroe del primer juego y ha sido un huracán con el madero en el último mes de competencia, decidiendo juegos en últimos innings con batazos de largometraje. En la temporada regular fue el máximo jonronero (13) y empujador (40) de la liga, y compartió el título de Jugador Más Valioso de la temporada con el bateador de León Justo Rivas, quien ganó la corona de bateo (377) y fue segundo en vuelacercas (8) y producidas (38).

Desde 1994, con motivo encuentro Cuba-Nicaragua en la semifinal del XXXII Campeonato Mundial de Beisbol Amateur, el Estadio Nacional no había registrado una asistencia superior a las 20 mil personas, que con la cara pintada, pitos, tambores, camisetas y gorras de su equipo favorito, pancartas y disfraces, disfrutaron de un gran juego.

Eso sí, los fanáticos debieron acudir a las boleterías desde las 10 de la mañana (ocho horas antes de iniciar el encuentro) para poder adquirir una entrada, cuyos precios oscilaban entre 30 centavos dólar y 11 dólares.

El segundo encuentro de la serie es el miércoles por la noche (6:00 p.m.), de nuevo en el Estadio Nacional, con el cubano Miguel Pérez, del Bóer, enfrentando a Luz Portobanco, de los Leones. Se trata de un duelo entre dos compañeros de equipo del 2006 en la sucursal Doble A de los Mets de Nueva York.

también te puede interesar

Bandera del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN)

CIRCULAR / JEFATURA NACIONAL DE CAMPAÑA

Como [email protected], como Gran Familia, como Familia Sandinista, Vamos Adelante, EN AMORANICARAGUA, y Siempre Más Allá!