Deportes

Brasil y Argentina, como de costumbre, en la cima del fútbol sudamericano

Asunción Brasil y Argentina, campeón y subcampeón del Campeonato Sudamericano Sub-20 de fútbol Juventud de América Paraguay-2007, demostraron una vez más su raza de ganadores al repartirse los títulos y premios pese a haber soportado adversidades en el transcurso del certamen

Lautaro Acosta
El argentino Lautaro Acosta celebra su gol, anotado a los 90+2, en el partido contra Uruguay de la última fecha del campeonato Sudamericano Sub-20, el 28 de enero de 2007 en Asunción. Con su victoria 1-0, Argentina clasificó al Mundial Sub-20 de Canadá y los Juegos Olímpicos de Pekín-2008. | AFP

Redacción Central |

Asunción Brasil y Argentina, campeón y subcampeón del Campeonato Sudamericano Sub-20 de fútbol Juventud de América Paraguay-2007, demostraron una vez más su raza de ganadores al repartirse los títulos y premios pese a haber soportado adversidades en el transcurso del certamen

Brasil es el nuevo monarca sudamericano, una conquista que obtuvo en forma invicta, y Argentina su escolta, ambos con una plaza asegurada en el torneo de fútbol de los Juegos Olímpicos de Pekín-2008, así como en el Mundial Juvenil de Canadá-2007, en junio.

A ellos se sumarán en el Mundial norteamericano Uruguay y Chile, que se quedaron con los boletos reservados para el tercero y cuarto puestos.

De la mano del adiestrador Nelson Rodrigues, los canarinhos consiguieron su noveno título en el certamen más antiguo del orbe a nivel de juveniles, que se disputa desde 1954.

En las estadísticas de dicha categoría le siguen Uruguay, con 7 coronas, Argentina (4), Colombia (2) y Paraguay (1).

Los brasileños de Alexandre Pato, Lucas, Edgar, Willian, Luiz Adriano y el arquero Cassio remontaron “a vuelo de pájaro” la primera fase, en la que lideraron el Grupo A con 10 puntos -tres victorias y un empate-, dejando, en su orden, a Paraguay (1-1), Chile (4-2), Bolivia (3-0) y Perú (2-1).

En el hexagonal final, el seleccionado brasileño cosechó tres victorias -frente a Uruguay (3-1), Paraguay (1-0) y Colombia (2-0)- y dos empates -Argentina (2-2) y Chile (2-2)-.

Sólo un lunar apareció en la campaña de los brasileños en el Sudamericano: el escandaloso final frente a los trasandinos en la ronda final, que degeneró en agresiones al árbitro colombiano Albert Duarte tras conceder un penal a los chilenos en tiempo de reposición.

Fernando, quien agredió físicamente al silbato, fue expulsado del partido y posteriormente el comité de competición del torneo le aplicó igual dosis para el resto de la competencia. Dos jugadores más, Willian y Luiz Adriano, también vieron la roja tras el incidente y tuvieron que librar una fecha de suspensión.

El técnico brasileño Rodrigues dijo a la prensa tras levantar el domingo el trofeo de campeón que “todos los partidos fueron muy difíciles porque todos tenían chances de llegar a la primera posición, que felizmente a nosotros nos tocó”.

“Estabamos muy bien físicamente. Tengo un grupo muy unido que estuvo preparado para todo. Esta selección puede dar todavía muchas alegrías para el Brasil. Estoy muy contento por la calidad que mostraron mis jugadores”, puntualizó.

Argentina, por su parte, comenzó la disputa del Sudamericano con el pie izquierdo, primero empatando 1-1 con Ecuador y luego perdiendo 2-1 con Colombia. Luego se recuperó humillando a Venezuela con un 6-0 y nuevamente firmó tablas al empatar con Uruguay 3-3 en un emotivo encuentro.

Los albicelestes clasificaron al hexagonal final raspando , como terceros del Grupo B con 5 puntos, por detrás de Colombia (9) y Uruguay (7).

Ya más porfiado, el once dirigido por Hugo Tocalli mostró que estaba para grandes cosas al vencer en forma sufrida a Paraguay (1-0), empatar con Brasil (2-2), Chile (0-0) y Colombia (0-0).

Y en su último partido de la ronda final se quedó con el billete para Pekín-2008 al vencer a Uruguay 1-0, cuando se jugaba el minuto 90+2.

Tocalli reveló que la fórmula que utilizó su equipo en el torneo, sobre todo la víspera frente a los charrúas, fue “mucha concentración, buen fútbol, cuidar la pelota y precaución”.

“En el partido con Uruguay pedí a los jugadores trabajar el partido. Se dio el resultado que todos esperábamos sobre la hora”, señaló.

Admitió, sin embargo, que nunca sufrió tanto. “De los siete sudamericanos Sub-20 y de los seis que tengo de Sub-17, éste es el que más sufrí, pero yo creía en el potencial futbolístico de este equipo”.

“Si mantenemos esto estamos para pelear cosas importantes en el Mundial con algunos refuerzos”, sentenció, pensando tal vez en los estelares Lionel Messi (FC Barcelona) y Sergio Agüero (Atlético de Madrid), y otros que quedaron afuera por disposición de sus clubes.

también te puede interesar