Deportes

Sin vender futbolistas, clubes latinoamericanos no sobrevivirían (informe)

Rio de Janeiro – Los clubes latinoamericanos están obligados a vender a sus mejores futbolistas para paliar la crisis creada por sus malos manejos financieros y por la deserción de espectadores en las canchas, señala un informe divulgado el domingo por el diario O Globo

Robinho y Expósito
Robinho (I) del Real Madrid disputa el balón con Expósito del Athletic de Bilbao durante el partido disputado en el Santiago Bernabeu en Madrid el 3 de diciembre de 2006. | AFP

Redacción Central |

Rio de Janeiro – Los clubes latinoamericanos están obligados a vender a sus mejores futbolistas para paliar la crisis creada por sus malos manejos financieros y por la deserción de espectadores en las canchas, señala un informe divulgado el domingo por el diario O Globo

Un 30% de los ingresos de los clubes de Brasil, un 50% de los de Argentina y un 53% de los de Uruguay procedieron en 2005 de la transferencia de jugadores, revela el estudio, de la firma de contabilidad y asesoría internacional Deloitte Touche Tohmatsu, con sede en Suiza.

En esos países, la venta de entradas aseguró apenas el 7% del total de sus ingresos.

En Europa, la venta de entradas procura el 34% de las recaudaciones de los clubes ingleses, el 31% de los españoles y el 16% de los italianos, precisa el documento, titulado “La Liga del dinero del fútbol latinoamericano”.

En el hemisferio americano, las cosas parecen ir mejor sólo en México, donde la venta de entradas asegura el 25% de la recaudación de los clubes y supera a la venta de jugadores, que representa el 23% de la facturación.

En 2005, Brasil fue el mayor exportador de piernas habilidosas, con la venta de 804 jugadores, por 100 millones de dólares, dice el informe.

Pero los autores se muestran extrañados por el escaso valor promedio que eso significaría: 124.000 dólares por atleta; y esa cifra cae a 87.000 por cabeza si se excluye a Robinho, cuyo traspaso al Real Madrid le permitió al Santos embolsar 30 millones de dólares (otros 20 millones fueron para el jugador y su manager).

“Nosotros tratamos informaciones brindadas por los clubes y por la CBF (Confederación Brasileña de Fútbol). No tenemos cómo atestar su veracidad, no tenemos cómo verificar si hay evasión de divisas. No sabemos cómo esas operaciones se consignan en los libros contables”, dijo a O Globo un reponsable de la empresa que realizó el informe.

Pese a esos ingresos, los clubes brasileños terminaron 2005 con un déficit de 83,5 millones de dólares, de acuerdo con Deloitte Touche Tohmatsu.

De hecho, los clubes latinoamericanos se hallan en un círculo vicioso: los aficionados van cada vez menos a la cancha, alegando que a los mejores jugadores hay que verlos por televisión en las ligas europeas; y los clubes dicen que tienen que vender jugadores, para compensar las menores recaudaciones en los estadios, señala O Globo.

En la última década, los estadios brasileños recibieron en promedio 12.000 espectadores por partido, los argentinos 10.600 y los chilenos 4.800. En Europa, el promedio fue de 20.000 espectadores por partido.

Otras motivaciones para partir son los problemas socioeconómicos y las preocupaciones con la seguridad en los países “exportadores” de futbolistas.

también te puede interesar

Boxeo

Nicaragua va por el oro en boxeo

Pugilistas profesionales apoyarán a los nuestros, quienes buscarán ocho títulos. La final se realizará este domingo en el Polideportivo Alexis...