Deportes

Brasil se proclamó bicampeón del mundo

Tokio Brasil no dio opciones a Polonia y se proclamó campeón del mundo de voleibol por segunda vez consecutiva, con una superioridad impropia de una final y contra un equipo que había sido la revelación del torneo y que acudía invicto

Jugadores brasileños
Los jugadores brasileños con el trofeo conseguido al vencer hoy a Polonia en la final del mundial de voleibol disputada en Tokio (Japón). Brasil revalidó el título de campeón del mundo al vencer a Polonia por 3-0. | EFE

Redacción Central |

Tokio Brasil no dio opciones a Polonia y se proclamó campeón del mundo de voleibol por segunda vez consecutiva, con una superioridad impropia de una final y contra un equipo que había sido la revelación del torneo y que acudía invicto

Brasil comenzó ganando desde el principio, o mejor, arrollando. Los jugadores polacos no habían roto a sudar y Brasil ya ganaba por 6-1. Los nervios de la final campaban a sus anchas en los europeos, mientras Brasil comenzaba a estar en su salsa.

Los sudamericanos, impresionantes en la ejecución de todas las suertes del juego, parecían que se estaban enfrentando a un equipo de juveniles temblorosos por estar jugando con sus ídolos.

El 12-25 del primer set, casi se quedó corto para los merecimientos de los dos equipos e incluso la diferencia debió ser mayor.

En el segundo set, Brasil y Polonia alternaron aciertos y errores, jugadas de mérito y otras en las que se siguieron acusando los nervios y la tensión. La igualdad era habitual, con pequeñas ventajas de uno u otro hasta que con empate a 22, Brasil olió a victoria.

Brasil sabe cómo comportarse en estos momentos y saca a pasear su instinto asesino y cuando no, tiene la suerte de los campeones. En un visto y no visto, y con Polonia de espectador, se apuntó el segundo set por 25-22.

Con 2-0 en el marcador, la final parecía un plácido paseo para Brasil. Polonia pensó lo mismo y sólo se mantuvo en el partido hasta un empate a 6. Después casi se limitó a ver cómo sus rivales ganaban su segundo título consecutivo.

Con un claro 10-14 en el marcador, Brasil consiguió otro 0-4, 10-18, que sentenció definitivamente la final. Brasil ha demostrado que no hay quien pueda con él y que es bicampeón mundial por méritos propios.

La medalla de bronce fue para Bulgaria consiguió la medalla de bronce en el mundial de voleibol tras derrotar a Serbia y Montenegro por 3-1 en un partido jugado de poder a poder en el que la igualdad y la pegada de los dos equipos fue la nota dominante.

El encuentro fue un continuo toma y daca con las premisas de ver quiera era el que sacaba más fuerte, el que ponía los bloqueos más sólidos, el que podía atravesar la muralla de brazos del rival y el que conseguía impactar con más fuerza el balón en el remate.

Cada punto era una batalla y cada set una guerra, todo acompañado de una excelencia técnica sólo al alcance de los mejores porque, además, las defensas también lucieron lo suyo, levantando balones inverosímiles ante la incredulidad de los aficionados japoneses.

El espectáculo para el espectador fue de lo mejor. Dos colosos enfrentándose sin armas, sin estrategias, sin descanso.

Bulgaria conquistó una presea de bronce que le supo a gloria, veinte años después de la conseguida en el mundial de París, mientras que Serbia y Montengro también repite cuarto puesto, cuatro años después de hacerlo bajo la denominación de Yugoslavia en Argentina.

Por el quinto puesto Italia le ganó la partida a Francia, después de que este verano se hubieran enfrentado cuatro veces y de que incluso en el mundial la victoria siempre cayera del lado francés.

Rusia, como era de prever, le arrebató a los anfitriones la séptima plaza. Y Alemania, Estados Unidos, Canadá y Puerto Rico cerraron la clasificación general definitiva.

La nueva cita mundialista será dentro de cuatro años en Italia.

también te puede interesar