Deportes

Jornada victoriosa y rentable para los equipos latinoamericanos en Tokio

Hiroshima – Los equipos latinoamericanos han conseguido un pleno de victorias muy rentable, porque Brasil prácticamente se ha clasificado para semifinales, Puerto Rico ya está con el billete para Tokio y tanto Argentina como Cuba siguen teniendo opciones de jugar la fase final

Voleibol
Los equipos latinoamericanos han conseguido un pleno de victorias muy rentable, porque Brasil prácticamente se ha clasificado para semifinales, Puerto Rico ya está con el billete para Tokio y tanto Argentina como Cuba siguen teniendo opciones de jugar la fase final. En la imagen, los brasileños celebran su victoria por 3-0, en el partido disputado hoy en el Prefectural Sport Center de Hiroshima frente a Italia. | EFE

Redacción Central |

Hiroshima – Los equipos latinoamericanos han conseguido un pleno de victorias muy rentable, porque Brasil prácticamente se ha clasificado para semifinales, Puerto Rico ya está con el billete para Tokio y tanto Argentina como Cuba siguen teniendo opciones de jugar la fase final

La tercera jornada de la segunda fase, además, ha sido esclarecedora. Polonia y Serbia y Montenegro jugarán las semifinales, lo mismo que Bulgaria, mientras que en el polo opuesto mañana se despedirán del Mundial la República Checa y Túnez.

Brasil jugó a lo campeón y no dio opciones a Italia, al saber que este partido era una final de eliminación y que el que perdiera prácticamente quedaría fuera de la lucha por las medallas.

Brasil se comportó como una auténtica manada de lobos, acechando a su rival lenta pero indefectiblemente, hasta hacerle cometer errores. Ellos, por el contrario, no arriesgaban, iban paso a paso sabedores de que el partido era una carrera de fondo y que había que esperar para esprintar cerca de la meta.

Con el 2-0 en el marcador, Brasil siguió concentrado. Sabía que era mucho lo que se jugaba. Aún así Italia se adelantó inicialmente, hasta que de nuevo Giba y el bloqueo sudamericano equilibraron el marcador.

Italia cometía errores y aciertos y Brasil, agazapado, sin dar rienda suelta a sus instintos, esperaba y daba zarpazos, hiriendo cada vez más a su rival, conforme el marcador iba reflejando ventajas sudamericanas cada más consistentes.

Cuando el set estaba en sus últimos momentos, Brasil no esperó más y lanzó el ataque definitivo. Giba, quien si no, firmó la victoria. Brasil volverá a luchar por las medallas.

No menos importante fue la victoria de Puerto Rico, que le permite disputar la fase final en Tokio, el próximo fin de semana, y que Héctor Soto pueda perseguir, hasta el final, el objetivo de ser el máximo anotador del mundial de voleibol.

“Estoy satisfecho por la victoria, pero creo que podíamos haber jugado un poco mejor, lo mismo que Canadá. Debemos seguir confiando en nuestro estilo de juego. Acabar entre los diez primeros sería un auténtico sueño que podemos lograr”, dijo Carlos Cardona, entrenador argentino de Puerto Rico.

Canadá intentó frenar a Soto, como de hecho consiguió parcialmente, pero entre Víctor Rivera y Luis Rodríguez consiguieron que el caudal de puntos no decreciera demasiado para los boricuas.

Tras ganar los dos primeros sets, Puerto Rico no bajó los brazos ni la intensidad de su juego y fueron los canadienses los que arrojaron la toalla, quedándose en sólo 16 puntos.

Cuba sufrió ante la altura checa para ganar el partido y seguir “viva” en el Mundial. Los caribeños buscaron la diversidad en su juego, en vez de estrellarse contra el muro checo, contra el que tenían todas las de perder.

Cuba no se desesperó y supo tener paciencia, además de a un Michael Sánchez, que cada día va a más, para asegurar los puntos importantes en ataque.

Dada la gran altura de los checos, una de las mejores maneras de anotar era la defensa, recuperar el balón y lanzarse al contraataque, para con la República Checa desorganizada intentar matar el balón y conseguir el punto.

Pero sufrimientos los que tuvo Argentina, que consiguió una victoria agónica sobre Túnez, 3-2, y se aferra a sus posibilidades de estar en la fase final de Tokio.

Salió cara y Argentina sigue en liza, pero pudo pasar cualquier cosa. Con 1-2 en el marcador, Argentina volvió a jugar con el corazón, poniendo en la pista todo lo que tenía y volviendo a demostrar que son mejor equipo que Túnez, pero que las circunstancias estaban pudiendo con ellos.

En la lotería del desempate, la mayor experiencia internacional de Argentina se puso de manifiesto, controlando el partido y el marcador hasta que la victoria cayó de su lado.

también te puede interesar