Deportes

México recluta futbolistas en Estados Unidos

MEXICO – La Federación Mexicana de Fútbol encontró una nueva fuente de talento para su equipo nacional, reclutando jugadores en Estados Unidos

Redacción Central |

MEXICO – La Federación Mexicana de Fútbol encontró una nueva fuente de talento para su equipo nacional, reclutando jugadores en Estados Unidos

México, el gigante del fútbol de Norte y Centroamérica, tradicionalmente ha menospreciado al balompié estadounidense.

Pero la última adición a la escuadra sub20 del «Tri» es Sonny Guadarrama, un jugador de 19 años originario de Austin, Texas, quien ha jugado internacionalmente con la playera de Estados Unidos.

Guadarrama, un mediocampista ofensivo, hizo su debut la semana pasada cuando México derrotó a Ecuador en un par de juegos amistosos.

La federación también obsrvó a los menores de 17, Salvador Hernández de Miami y Víctor Enrique Yáñez de California, pero decidió que no están listos para jugar en la selección.

Esta apertura a jugadores no nacidos en México, pero de ascendencia mexicana, ha sido impulsada por Jesús Ramírez, quien guió al equipo sub17 a la corona del campeonato mundial el año pasado.

Un elemento crucial en ese logro fue el descubrimiento de Giovanni dos Santos, hijo de madre mexicana y padre brasileño, quienes vivían en España.

Dos Santos sí nació en México, mientras que Guadarrama es hijo de padres inmigrantes que viven en Estados Unidos.

Ramírez insiste en que si los jugadores tienen raíces mexicanas, no importa de donde sean.

«Estos son jugadores mexicanos que por alguna razón viven fuera del país. La posibilidad está abierta para ellos», dijo Ramírez. «Siempre estamos buscando a ese gran jugador. Y ahora, con el triunfo en la sub17, hay mucho interés en jugar aquí».

Guadarrama, quien juega y estudia en la Universidad de Carolina del Norte, dijo que su padre lo trajo a México a ver un juego de la liga local y siempre quiso jugar en el país. Su sueño se hizo realidad en julio, cuando firmó con Santos.

Su debut con el equipo nacional fue muy especial, dijo, por la tradición de México.

«Estados Unidos es un país que va hacia arriba, pero México se ha establecido como una de las potencias del fútbol», dijo Guadarrama. «La gente tiene más miedo de enfrentar a un equipo mexicano que a uno estadounidense».

Sin embargo, el mediocampista aclara que sentiría un conflicto cuando México juegue ante Estados Unidos, donde integró los plantes sub20 y sub18.

«Estoy atrapado entre dos países, y espero que no jueguen uno contra otro», dijo. «Si eso pasa, sólo quiero un buen juego. Cualquier equipo que gane está bien para mí».

El debate sobre futbolistas que juegan para países donde no nacieron no es nuevo. En México, algunos aficionados se mostraron molestos por la inclusión de jugadores naturalizados en la selección que compitió en el mundial de Alemania, argumentando que le robaban lugares a los mexicanos.

Sin embargo, hasta ahora, la reacción a los mexicanos-estadounidenses es positiva.

«Si tienen sangre mexicana, jugarán para el equipo con pasión», dijo Carlos Mondragón, de 45 años, un ávido aficionado al fútbol que vende jugo en la Ciudad de México.

Guadarrama dijo que sus compañeros en la selección lo han recibido muy bien, aunque algunos tienen problemas pronunciando su primer nombre.

«Sonny es un nombre raro aquí, así que han puesto apodos», dijo con una sonrisa. «Todos me dicen Sony Ericsson, como la compañía de celulares».

también te puede interesar