Deportes

El poderío de Delgado impulsa a los Mets

SAN LUIS – El puertorriqueño Carlos Delgado se ha destacado entre los Mets no solamente por su gran poderío con el bate, sino por la manera profesional en que aborda su desempeño, al grado de llevar un registro de su actuación en cada encuentro durante los últimos 10 años. Delgado ha sido el motor que […]

Carlos Delgado
Carlos Delgado tiene promedio de .400 con tres cuadrangulares y nueve carreras empujadas en la Serie del Campeonato de la Liga Nacional. (Foto: Elsa/Getty) |

Redacción Central |

SAN LUIS – El puertorriqueño Carlos Delgado se ha destacado entre los Mets no solamente por su gran poderío con el bate, sino por la manera profesional en que aborda su desempeño, al grado de llevar un registro de su actuación en cada encuentro durante los últimos 10 años.

Delgado ha sido el motor que ha llevado a los Mets, en una carrera en las mayores que se inició en 1993, y se encuentra en su primera postemporada, a apenas dos victorias de irse a la Serie Mundial, coronando una carrera con la que muchos solamente pueden soñar.

«Es divertido cuando uno va ganando. Es divertido cuando uno sale a conectar hits», dice con una sonrisa el lunes, luego de que el quinto juego de la serie del campeonato de la Liga Nacional tuvo que ser postergado por lluvia.

Sus 1.711 juegos sin una sola presentación en la postemporada habían sido, hasta el inicio de la serie, una marca entre jugadores activos de las mayores, distinción que ahora le pertenece a Jeromy Burnitz, con 1.694 . Delgado tiene promedio de bateo de .414 (12-para-29), con cuatro jonrones y 11 empujadas en siete encuentros.

Lo más importante en todo caso es su capacidad de conectar en los mejores momentos posibles. Su jonrón ante los Dodgers de Los Angeles empató el primer juego de la primera ronda, y los tres que le ha propinado a los Cardenales de San Luis, han roto empates.

«Cuando hay corredores en posición de anotar, casi puede uno ver cómo se pone en modalidad de productor automático de carreras», dijo el tercera base de los Mets, David Wright.

Delgado también se ha destacado como un mentor y un fuerte apoyo para sus compañeros. Sobre su costumbre de registrar cada una de sus presentaciones en el plato, comentó que lo hace desde hace 10 años. «En los últimos años se ha vuelto una costumbre. Forma parte de mi rutina. Lo escribo y para el final del día tengo un informe mucho más personalizado, por decirlo de esa forma. Mi memoria no es tan buena como antes, así que tengo que escribir las cosas».

Con su cabeza rasurada, bigote y barba, además de una imponente estatura de 1,87 metros, este tercera base es una presencia intimidante para muchos lanzadores. Pero fuera del plato, tiene una agradable sonrisa y se destaca por sus respuestas eruditas entre el resto de los jugadores de las mayores.

Pero ese trabajo cerebral muchas veces estorba, y es mejor operar por medio del instinto: Delgado simplemente ve la bola y le pega. Y lo hace mejor que muchos.

(Visited 1 times, 1 visits today)

también te puede interesar