Deportes

Bate de Beltrán se ha despertado

NUEVA YORK – La magia en el bate de Carlos Beltrán ha regresado. Beltrán conectó con un cuadrangular de dos carreras en la sexta entrada para darle la ventaja a los Mets, 2-0, sobre los Cardenales enfrente de un estadio lleno de 56,311 aficionados en el Partido 1 de la Serie del Campeonato de la […]

Paul LoDuca y Carlos Beltran
Paul LoDuca y Carlos Beltran (Foto: AP) |

Redacción Central |

NUEVA YORK – La magia en el bate de Carlos Beltrán ha regresado.

Beltrán conectó con un cuadrangular de dos carreras en la sexta entrada para darle la ventaja a los Mets, 2-0, sobre los Cardenales enfrente de un estadio lleno de 56,311 aficionados en el Partido 1 de la Serie del Campeonato de la Liga Nacional.

Beltrán ahora tiene nueve bambinazos en 14 partidos en la postemporada. Cuando jugaba con los Astros en el 2004, él empató la marca de Barry Bonds con ocho cuadrangulares en una postemporada.

«Seguro que trae memorias, pero no puedo estar pensando en lo que hice en el 2004,» dijo Beltrán. «Estamos en el 2006, y tengo que continuar haciendo la cosas correctas para el equipo y tratar de ayudar al equipo de cualquier manera ofensivamente o defensivamente.»

Beltrán se fue de 4-1 con dos carreras empujadas, la misma cantidad de empujadas que tuvo en la Serie Divisional contra los Dodgers. Se fue de 9-2 en la Serie Divisional.

Fue perfecto que su primer imparable en el Shea Stadium en la postemporada fue un cuadrangular.

«Cada vez que haces algo para ayudar a tu equipo ganar, tienes que sentirte bien, y me siento contento que pude contribuir en ese turno al bate y pudimos ganar el primer partido de la serie,» dijo Beltrán. «Pienso que siempre es importante cuando ganas el primero porque desarrolla confianza en los muchachos y en el juego, y nos sentimos felices porque los Cardenales son un equipo bueno.»

El abridor de los Cardenales dominó a la alineación de los Mets por las primeras cinco entradas, y parecía que tendría otra entrada blanqueada cuando sentó a los primeros dos bateadores. Pero el receptor de los Mets Paul Lo Duca conectó con un sencillo para prepararle el escenario a Beltrán.

«El es uno de esos tipos que brillan en los juegos importantes. Lo mostró durante la temporada,» dijo el piloto de los Mets Willie Randolph. «No esperamos que repite eso, pero parece que le gusta brillar en esos momentos. Un trabajo excepcional para que nos diera la ventaja.»

Beltrán pego dos fouls en los primeros dos lanzamientos y después recibió dos bolas. Beltrán conectó con el próximo lanzamiento de Weaver y lo mandó 430 pies sobre la pared del jardín derecho y le dio la ventaja a los Mets 2-0.

«Cuando estaba 2-2, estaba tratando de ver la bola, golpear la bola,» dijo Beltrán. «No estaba buscando un lanzamiento, y él me tiró una recta en el medio del plato. Pienso que el receptor estaba sentado afuera y él lo dejo en el medio. Cuando conecté, sabía que se iba del parque. Y nos iba dar la ventaja.»

El boricua Carlos Delgado siguió con el primero de sus dos dobletes en el partido. Un pasaporte intencional a David Wright marcó el final de la noche de Weaver. Fue reemplazado por Tyler Johnson.

Pero Beltrán tuvo ayuda. El y sus compañeros les pueden dar las gracias a Tom Glavine por la oportunidad de ser el héroe. Glavine brilló por siete entradas blanqueadas, permitiendo cuatro imparables y controlando la ofensiva de los Cardenales. Glavine enfrentó 25 bateadores, ponchando a dos y permitiendo dos pasaportes, antes de darle la bola a Mota en la octava entrada.

«Esta noche fue una de esas cosas donde parecía que ellos estaban muy agresivos al inicio de la cuenta y pusieron la bola en el terreno, y eso me mantuvo la cuenta de mis lanzamientos bajito,» dijo Glavine. «Ciertamente en la situación cuando salí del partido, eso me da la oportunidad de ahorrar algunos lanzamientos, y me da la oportunidad de estar más fuerte si tengo que regresar después de tres días de descanzo. Cuando tienes la oportunidad de pasarle la bola al bullpen en las entradas tarde con la ventaja, eso es una cosa buena.»

Billy Wagner lanzó una novena blanqueada para conserver la blanqueada y salvar el partido.

«Fue un partido bueno para ambos equipos, pero un lanzamiento cambió el juego y afortunadamente fue a nuestro favor,» dijo el camarero boricua de los Mets José Valentín. «Weaver estaba lanzando un partido bueno, pero comenzó a perder velocidad y dejó el lanzamiento en el medio del plato para Beltrán. Beltrán es agresivo y Weaver tuvo que pagar por eso.»

también te puede interesar