Curiosidades

¡Otra vez, otra vez!

¿Por qué los niños aman el mismo cuento a diario?

leer-libros-int-2
Leer libros |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Todas las noches a la misma hora, justo antes de ir a dormir, lo más recomendable es leer un cuento al niño. Una y otra vez y otra vez… Es en ese momento cuando se da una situación curiosa: el pequeño quiere escuchar el mismo cuento de siempre. Y no quiere solo la misma historia, sino también los mismos detalles: todo debe ocurrir igual que siempre, como él ya sabe que sucede. Si hay cambios, los pequeños se inquietan y se enfadan.

¿Qué pasa si el cuento cambia?

Pues el niño indicará al adulto que se lo cuenta que se ha equivocado, le corregirá, le dirá los datos correctos. Y si el adulto insiste en su propia versión, el pequeño se enfadará, quizás hasta rompa en llanto. Pero ¿por qué? ¿Cuál es el motivo por el cual los niños quieren siempre el mismo cuento, sin modificaciones?

La repetición brinda al niño seguridad y tranquilidad

Hay varias posibles explicaciones”, afirma José Luis Gonzalo Marrodán, psicólogo clínico y psicoterapeuta infantil, miembro de la Sociedad Española de Psiquiatría y Psicoterapia del Niño y del Adolescente (Sepypna).

“Una de ellas es que se trata de un fenómeno evolutivamente normal en la infancia: los rituales. Cuando un niño pide que le lean un cuento una y otra vez, sabe que ello conlleva un ritual que se establece con una secuencia invariable dirigida por él, que le otorga seguridad”.

Esto quiere decir que el cuento forma parte de una serie de acciones que el pequeño de algún modo necesita que se repitan: bañarse, ponerse el pijama, cenar, meterse en la cama, etc. “La repetición de un guion prefijado le da un sentimiento de control sobre el mundo que le rodea, incluida la historia que se le cuenta”, añade el especialista.

En ese contexto, las rutinas son fundamentales, porque otorgan a los niños la tranquilidad que necesitan.

Los cuentos no solo entretienen y divierten a los niños, sino que también son parte de su aprendizaje. Una de las grandes utilidades de los cuentos es ayudar a los pequeños a superar sus miedos. Este proceso se realiza a través del tema de las historias (con tramas que cuentan cómo distintos personajes pierden el temor hacia la oscuridad, los animales, seres imaginarios, pesadillas, etcétera), pero también gracias a la repetición de esas mismas historias.

El hecho de que los niños sepan lo que viene después en el relato que les cuentan contribuye a que el miedo desaparezca.

Ayuda para la adquisición de vocabulario

Y, además, la repetición de los cuentos ayuda a que los pequeños aceleren la adquisición de vocabulario. Lo importante no es el número de libros sino la repetición de cada uno de ellos, porque es lo que propicia un mayor aprendizaje.

Mel/Bga

también te puede interesar