Curiosidades

El lugar más frío del mundo

Solo le podemos adelantar que hace mucho, mucho frío

foto
lugar más frío del mundo |

B. García |

A todos nos gusta saber si va a llover, nevar, hacer calor o si nos “congelaremos”. También nos interesa conocer datos sobre los fenómenos solares o los rayos que han caído durante una tormenta. Así no es de extrañar que nos resulte curioso saber cuál es el lugar más frío del mundo y hasta qué temperaturas se llega en él.

Le adelantamos que hace mucho, mucho frío, llegando a temperaturas de -92 ºC. El lugar más frío del mundo está en la Antártida. Es una cresta elevada que está situada en la Meseta Antártica Oriental. En este punto se alcanzan temperaturas de -92º C.

En la Meseta Antártica Oriental existen dos puntos elevados que son el Domo A o Domo Argus y el Domo F o Domo Fuji. Los científicos creyeron durante mucho tiempo que era en la cumbre del Domo Argus donde se alcanzaban las temperaturas más bajas de la Tierra, pero en 2013 pudieron constatar, gracias a los datos obtenidos a través de los satélites de teledetección, que entre esa cumbre y la del Domo Fuji existía una cresta donde hacía aún más frío.

El registro de frío máximo en ese lugar se tomó el 10 de agosto de 2010 y se estableció en -93,2 ºC., posteriormente se constató que la temperatura se sitúa con frecuencia sobre los -92 ºC. Desde 1983 se creía que el lugar más frío del mundo era la Estación de Investigación Rusa Vostok, en la misma Antártida y próxima a la cresta ahora conocida como el sitio más frío de la Tierra.

En esa base, en 1983, se habían llegado a los -89’2 ºC. Los científicos pensaron que un lugar más alto que Vostok posiblemente alcanzaría temperaturas inferiores y además observaron que en la Meseta Antártica Oriental existían unas grandes dunas hechas de nieve que presentaban unas extrañas grietas. Estas se debían al hecho de que la capa superficial de la nieve, con las bajísimas temperaturas del invierno, se encogía.

Los investigadores se preguntaron a cuántos grados bajo cero se debía llegar en esa zona para producir ese efecto y empezaron a recoger datos de los sensores satelitales. Parecería lógico pensar que en los picos de los Domos, en especial en el del Domo Argos que es el más alto de la cordillera Antártica, hiciera más frío que en esa cresta que queda a una altitud inferior. Sin embargo, no es así y esto es debido a que las temperaturas caen en picado si el cielo permanece despejado durante unos días y la tierra se enfría debido a que irradia su calor hacia el espacio.

Este efecto crea una capa de aire extremadamente helado sobre la superficie del hielo y la nieve que contrasta con el algo más cálido que queda encima y que hace que se deslice hacia abajo por las pendientes de los domos hasta quedar atrapado en zonas más bajas y produciendo en ese lugar un mayor enfriamiento. Esto es lo que ocurre en la cresta entre el Domo Argos y el Domo Fuji.

El lugar permanentemente habitado más frío del mundo, sin contar la base de Vostok u otras similares que realmente no son pueblos, sino estaciones científicas, se encuentra en el noreste de Siberia. Son las ciudades de Verkjoyansk y Oimiakón donde las temperaturas han caído, desde que se tiene constancia, a -70 ºC en 1892 y a – 67’8ºC en 1933.

¿Te imaginas vivir en un lugar así? La media del mes de enero es de – 46’2ºC y la más alta que se alcanza en el mes de julio suele estar entorno a los 15 ºC. Eso sí, en 1991 llegaron a los 37 ºC en verano. Verkjoyansk tiene una población de casi mil 500 habitantes. En Oimiakón, las temperaturas medias son más bajas que en Verkjoyansk y su población no alcanza los 500 habitantes.

Otros lugares habitados en la Tierra en los que se alcanzan temperaturas extremas bajo cero son la base Amundsen-Scott, una estación científica perteneciente a los Estados Unidos, situada en el centro del Polo Sur y en la que se han llegado a los -82’8 ºC; la estación North Ice en Groenlandia, donde llegaron en 1954 a -66’1 ºC; o una población en Canadá, en el territorio de Yukón, llamada Snag, en la que habitan 10 nativos americanos y algunos científicos. En esta última en 1954 se batió el récord de temperatura más baja en América del Norte llegando a los -64º C.

Mel/Bga

también te puede interesar