Curiosidades

El mensaje embotellado más viejo del mundo

Apareció en una isla australiana 131 años después de ser lanzado al mar por un barco alemán

mensaje
Mensaje embotellado |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Un mensaje en el interior de una botella de ginebra holandesa, lanzado al mar el 12 de junio de 1886 desde la borda del barco alemán Paula, llegó a las manos del australiano Tony Illman el 21 de enero último en la playa de la isla de Wedge, al sudoeste de la isla-continente.

Con sus más de 131 años y medio el hallazgo es el más antiguo del mundo entre los avisos de su tipo, pues el récord anterior era de 108 años, según medios australianos de prensa.

La nota en la barriga del envase muestra los apuntes del capitán de la nave acerca de la fecha, las coordenadas del barco y los detalles de su itinerario. En el reverso de la hoja el oficial solicitaba su devolución al Observatorio Naval Alemán o al consulado germano más próximo.

Mientras caminaba con su familia por las dunas de Wedge Illman encontró una “bonita botella vieja” y en su interior el escrito en alemán tirado a las aguas del océano Índico cuando la embarcación navegaba a unos 950 kilómetros de la costa suroccidental de Australia.

La familia Illman se puso en contacto con el Museo de Australia Occidental y, tras determinar que se trataba de una botella holandesa manufacturada en el siglo XIX, el arqueólogo marítimo Ross Anderson comunicó con colegas alemanes y holandeses, quienes procedieron a compararar el manuscrito con el registro del libro de navegación del Paula.

Para sorpresa de los investigadores la nota coincidía con una entrada en la bitácora de la embarcación con idéntica fecha a la del hallazgo y exacta correspondencia entre las coordenadas apuntadas en el texto.

Miles de botellas de ginebra holandesa arrojadas al mar desde barcos germanos entre 1864 y 1933 por el Observatorio Naval Alemán formaban parte de experimentos concebidos para el estudio de las corrientes oceánicas.

Lo que los científicos del momento no previeron es que ni tres vidas le alcanzarían para conocer el destino de la botella tirada desde la baranda del Paula, un día del invierno (austral) de 1886, el año en que el presidente Grover Cleveland estrenó la Estatua de la Libertad y Robert Louis Stevenson publicó El extraño caso del doctor Jekyll y el señor Hyde.
mem/piz

también te puede interesar