Curiosidades

El pez que cambia de sexo

Son pocos los animales vertebrados que son hermafroditas

Pez Serranus Tortugarum
Pez Serranus Tortugarum |

B. García |

Son pocos los animales vertebrados que son hermafroditas. ¿Cuáles son? ¿Cómo funcionan? En esta ocasión queremos acercarnos a un ejemplar de pez hermafrodita realmente curioso: el Serranus Tortugarum, el pez que cambia de sexo 20 veces al día.

El Serranus Tortugarum es un pez que podemos ver con frecuencia en acuarios domésticos, quizá haya tenido alguno y no sabía que tenía la particularidad de ser hermafrodita.

Es un pez cuyo hábitat natural son los arrecifes de coral en aguas caribeñas, especialmente en Panamá. Luce hermosos colores que cambian según la luz que les llegue, son pacíficos, fáciles de alimentar y resistentes, lo que los convierte en ejemplares magníficos para los que se inician en el tema de los acuarios. Además, pueden vivir en grupo.

Investigadores de la Universidad de Florida centraron sus estudios en este pez y en la forma en que se reproduce, ya que es un tipo de hermafrodita de los llamados simultáneos, pero que parece ser monógamo y mudar de sexo hasta 20 veces en una jornada durante la fase de reproducción.

La investigación, publicada en la revista Behavioral Ecology, explica que el Serranus Tortugarum mide alrededor de ocho centímetros y tiene la forma de un pequeño torpedo. Su esperanza de vida en la naturaleza no supera el año y para optimizar la reproducción durante el tiempo que viven, los biólogos creen que optan por la monogamia.

No solo son monógamos, sino que trabajan en cooperación, cada miembro de la pareja fecunda los huevos del otro y buscan una reciprocidad en la cantidad de material en cada puesta. Nunca hacen más de dos puestas de huevos seguidas antes de cambiar de sexo y vigilan que el otro cumpla y coopere de igual manera, manteniendo el equilibrio.

El equipo de biólogos marinos, dirigido por la Dra. Hart, estuvo seis meses estudiando a los Serranus Tortugarum y observaron que en principio se aparean durante unas dos horas cada día. Previamente se da un cortejo que consiste en pequeños pellizcos y movimientos uno alrededor de otro hasta que deciden quien asume primero cada papel. Tras esto nadan liberando esperma y huevos, yendo y viniendo, y cambiando de rol sexual en cada ocasión. Eso sí, siempre con la misma pareja, exceptuando el caso de que su partenaire no aparezca, lo que durante la investigación ocurrió en contadas ocasiones.

Durante el intercambio se observó que pueden mudar de sexo hasta 20 veces. El dos por ciento de los peces son hermafroditas, pero muy pocos de ellos son hermafroditas simultáneos.

En el caso del Serranus Tortugarum el cambio de sexo permite fertilizar los huevos de su compañero y aumenta las posibilidades de transmitir sus genes a la próxima generación. Además, como viven poco tiempo, la elección de una pareja fija con la que encontrarse diariamente, optimiza su reproducción ya que no necesita perder tiempo buscando nuevos “amores” cada día.

Mel/Bga

también te puede interesar