Curiosidades

Las Superhormigas

Al margen de un mundo animal con secretos aún insospechados para el ser humano, existen en sus escenarios unas indiscutibles heroínas

fuerza_hormiga
Formícidos u hormigas (Formicidae) |

Oliverio Celaya |

Inteligencia, perseverancia, solidaridad, estas bien pueden ser tres palabras que caractericen a unos pequeños insectos que viven en la Tierra y constituyen verdaderos ejemplos para el ser humano, las hormigas.

De ellas ya se habló mucho, pero su carácter simbólico para las personas continúa con planos fundamentales a la hora de compararlas con aquellos que califican a sus héroes de forzudos, grandes, pesados y de pésimo carácter.

Otro mundo aguarda en el interior de la tierra, de la mano –digamos, de las patas- de estas pequeñas criaturas que mucho tienen para enseñar y para representarnos el cómo deben ser las cosas, y la vida.

Estamos hablando de los formícidos u hormigas (Formicidae), una familia de insectos himenópteros muy peculiares, y que están en todas partes, tanto para sorprendernos con sus peculiaridades, como para molestarnos con sus apariciones indeseadas.

Pero por si fuera poco, su tamaño y musculatura, no nos indican realmente la clasificación de constituir uno de los grupos zoológicos más exitosos del planeta.

Los científicos consideran la existencia de por lo menos 12 mil especies y de acuerdo con tales estudios las primeras hormigas aparecieron en el periodo Cretácico tardío, o lo que es lo mismo, hace unos 120 millones de años.

De alguna manera, tienen cierto emparentamiento con las avispas, aunque la mayoría de ellas no poseen alas, ni vuelan y viven en colonias perfectamente organizadas, de ahí su éxito.

El hormiguero es el centro de su desarrollo, de la colonia, allí se depositan los huevos por una o más Reinas y la mayoría de estos huevos dan fruto transformándose en hembras no aladas, conocidas como obreras.

Periódicamente aparecen las camadas de las nuevas reinas y machos, estos si alados, cuya función radica precisamente en reproducirse.

Sin embargo, los machos tienen un fatal destino en esta sociedad, pues mueren poco después de la cópula, mientras el papel de las reinas radica en sobrevivir y crear nuevas colonias, por lo general sin regresar jamás a la antigua.

El hormiguero es una especie de bunker, bien construido y protegido por un ejército de obreras, con la finalidad de propiciarles a las reinas una vida lo más larga posible, que puede sobrepasar los cinco años.

Por el contrario, una obrera vive una semana, pero logra acumular alimentos 20 veces el de su peso.

Estos insectos se desarrollan mediante una metamorfosis completa que les lleva por huevo, larva, pupa y finalmente adulto. Y la diferencia entre una casta y otra, está en la alimentación durante el estado larval.

Por lo tanto, los primeros días de la obrera están determinados por proteger a la prole y a la reina. Y la defensa debe ser fuerte ante depredadores como el oso hormiguero, aves y otros insectos.

Sin embargo, lo más curioso está en la comunicación de las hormigas mediante feromonas, o mensajes químicos entre ellas, en una carrera que incluye rastros de este tipo para sus compañeras.

Por ejemplo, si alguna encuentra un alimento, inmediatamente lo comunica a sus compañeras mediante estos rastros, atrayendo al grupo para transportar la comida.

Algunos nombres de las hormigas son curiosos, como la Argentina, de Fuego, Constructora de Tacurúes, con distintos tamaños y costumbres. La primera, conocida como invasora, la más exitosa y dañina, el enjambre más extremo del mundo, expandida por el Planeta.

Por tanto, su heroísmo radica en la conducta social que se materializa mediante diferentes tipos de hormigueros como los subterráneos, y arborícolas, aunque algunas no crean nidos e invaden hormigueros de otras especies matando a su reina y esclavizando a las obreras.

Las hormigas cultivan hongos en cámaras especiales, poseen un aguijón para su defensa, aunque su mejor método de combate está en la mordedura y el lanzamiento de chorros de ácido fórmico.

Con un cuerpo dividido en cabeza, tórax y gáster o estrecha cintura, estos insectos tienen el récord de ser los mejores adaptados, pequeños e inteligentes, a fuer de excelentemente organizados, con un verdadero desafío a la creación.
mem/rfc

 

también te puede interesar