Curiosidades

¿Por qué el pegamento no se adhiere a su envase?

La historia se remonta a la Segunda Guerra Mundial

Foto
Pegamento |

B. García |

Todos en algún momento de nuestra vida hemos utilizado pegamento, bien para realizar labores escolares, para arreglar, juntar o adherir cualquier objeto, pero… ¿nunca se ha preguntado por qué el pegamento no se adhiere a su envase?

Los pegamentos están compuestos por moléculas cuyos electrones forman enlaces con las moléculas en otras superficies. Puede haber muchas variaciones en este tipo de enlace. Según los científicos, los adhesivos usan los enlaces covalentes, en los cuales los electrones son compartidos entre el pegamento y la superficie formando una unión muy fuerte.

La historia del súper pegamento se remonta a la Segunda Guerra Mundial, en 1942, cuando el estadounidense Harry Coover junto a Fred Joyner trabajaban en los laboratorios de Kodak buscando un material transparente para las miras plásticas de los fusiles.

Así es como Coover creó el cianoacrilato de metilo. Este pegamento era casi imposible de usar porque era demasiado pegajoso y se adhería a todo. Fue en otras investigaciones años después que Coover, en la planta química de Kodak, en Tennessee, notó la utilidad de su invento.

El súper pegamento fue lanzado al mercado en 1958 y ganó rápidamente popularidad. Durante la Guerra de Vietnam, los cianoacrilatos fueron utilizados para el tratamiento de heridas. Los cirujanos aplicaban la sustancia en spray sobre las heridas abiertas para frenar el sangrado y permitir el traslado de pacientes.

El pegamento sigue siendo utilizado para usos médicos como suturas, pero no es el mismo cianoacrilato que se compra en la tienda. El cianoacrilato de metilo tiene la capacidad de transformarse en una cadena de enlaces extremadamente difíciles de romper.

¿Por qué el pegamento no se pega a su envase?

El pegamento no cumple su función dentro de su recipiente, ya que necesita del aire para establecer un enlace entre las moléculas del recipiente y las del compuesto para adherirse. Esta es una de las principales razones por las que el pegamento que se queda en su tapa es más espeso y pegajoso.

Según Science Morning, dentro de su envase no hay humedad, pero al abrirlo y entrar en contacto con la humedad del aire (o de otros componentes como las superficies a pegar, o incluso la misma humedad de los dedos) se activan las moléculas que hacen posible que se convierta en adhesivo.

Mel/Bga

también te puede interesar