Curiosidades

La prodigiosa semilla de calabaza

Los seres humanos y la medicina persiguen tratamientos lo menos agresivos posibles y, sobre todo, profilácticos, que permitan evitar antes de curar

semilla_calabaza
Semillas de calabaza |

Oliverio Celaya |

Si bien es cierto que en la actualidad se recomiendan los frutos secos y semillas como beneficiosas para la salud, también lo es que la de calabaza se apropia de cierto reinado sobre todo para enfrentar los problemas de próstata de los hombres.

En un mundo moderno con afecciones que se repiten con frecuencia, los seres humanos y la medicina persiguen tratamientos lo menos agresivos posibles y, sobre todo, profilácticos, que permitan evitar antes de curar.

Las semillas de calabaza son una potencia nutricional envuelta en un paquete muy pequeño, con una amplia variedad de nutrientes desde magnesio y manganeso hasta el cobre, proteínas y zinc, comentan los expertos.

Contienen una gran variedad de compuestos vegetales benéficos, conocidos como fitoesteroles y antioxidantes captadores de radicales libres, lo cual le proporciona un impulso adicional a su salud.

Incluso, los egipcios antes de descubrir que podían comer la masa de la calabaza, lo que empleaban de ella era su semilla para extraerle el aceite.

Las semillas de calabaza pueden beneficiar al sistema cardiaco, el hígado y al sistema inmunológico, combatiendo la diabetes y el cáncer, además ofrecen ventajas únicas para la salud de la próstata de los hombres y también alivia los síntomas de la menopausia en las mujeres.

Lo mejor de todo está en que son muy portátiles y no requieren refrigeración, son un excelente bocadillo que puede llevar con usted a donde quiere que vaya, o también las puede comer en casa.

Ejemplifiquemos con la salud cardiaca, pues un cuarto de taza de semillas de calabaza contiene casi la mitad de la cantidad diaria recomendada de magnesio, que participa en una amplia gama de funciones fisiológicas de vital importancia, como la creación de ATP (trifosfato de adenosina, las moléculas de energía de su cuerpo).

También abarcan la síntesis de ARN y el ADN, el bombeo del corazón, la formación adecuada de los dientes y de los huesos, la relajación de los vasos sanguíneos y la función apropiada del intestino.

Y si de inmunología hablamos pues estas pequeñas son rica fuente de zinc (una onza contiene más de dos mg de este mineral benéfico).

El zinc es importante para su cuerpo en muchas maneras, incluyendo la inmunidad, el crecimiento y la división celular, el sueño, el estado de ánimo, los sentidos del gusto y el olfato, la vista y salud de la piel, la regulación de la insulina y la función sexual masculina.

Sobre las grasas Omega 3, se puede decir que las nueces y las semillas crudas, como las de calabaza, son una de las mejores fuentes de omega-3 (ácido alfa-linolénico (ALA) de fuentes vegetales.

Todos necesitamos ALA, sin embargo, tiene que ser convertido por el cuerpo en grasas omega-3 EPA y DHA más benéficas – por una enzima la cual la gran mayoría de nosotros hemos deteriorado debido a los niveles altos de insulina.

Si bien las semillas de calabaza son una excelente fuente de ALA, los médicos estiman que también sería prudente obtener buena cantidad de grasas omega-3 de origen animal, tales como el aceite de kril.

Y qué decir de la Próstata. Durante mucho tiempo, las semillas de calabaza fueron apreciadas como un importante alimento natural para la salud del hombre.

Parte de esto se debe a su alto contenido de zinc, que es importante para la resistencia de la próstata (encontrado en concentraciones muy altas en el cuerpo), y también porque los extractos y aceites de semillas de calabaza pueden jugar un papel en el tratamiento de la hiperplasia prostática benigna (HPB, o agrandamiento de la próstata).

La investigación sugiere tanto las semillas de calabaza como el aceite de semilla de calabaza utilizadas en combinación con la palma enana americana (Saw Palmetto) que puede ser particularmente benéfica para apoyar la robustez de la próstata.

Pero hay más, pues tiene efectos contra la diabetes. Estudios en animales sugieren que las semillas de calabaza pueden ayudar a mejorar la regulación de la insulina y ayudar a prevenir complicaciones al reducir el estrés oxidativo.

La lista es grande: Beneficios para las Mujeres Posmenopáusicas, Salud del Corazón y del Hígado, Triptófano para un Sueño Reparador, Beneficios Anti-Inflamatorios, entre muchos más.
mem/rfc

 

 

también te puede interesar