Curiosidades

¿Desea viajar mejor en barco, tren, coche o avión?

Una nota práctica, muy útil está en algunos consejos médicos para utilizar los varios medios de transportes de este siglo XXI

transporte
Medios de transporte |

Oliverio Celaya |

Como el turismo se expande en el mundo, y son cada año más y más las personas que se mueven por el Planeta en busca de recreación, conocimiento y trabajo, es bueno tener en cuenta que algo tan cotidiano, sin embargo, puede crear algunos inconvenientes.

Y para tales inconvenientes es necesario tener en cuenta tanto las peculiaridades del ser humano como las características propias de cada cual.

De ahí que resumir las recomendaciones puestas sobre el tapete por múltiples médicos y socorristas nos ayudan a estar mejor preparados para esos trasiegos, ya sea en barco, avión o coche.

Por tanto, no solo tienes que preocuparte por las maletas, los boletos, las señas de quien te recibirá y otros pormenores, sino por tú propia, e interna seguridad.

Algunas personas de solo sentarse en un coche, tren, barco, autobús, avión u otro medio empiezan a padecer de sudores fríos, palidez, bostezos, salivación, náuseas y vómitos.

Ello en suma se puede deber a los movimientos de balanceo, en el caso marinero, la inestabilidad del vehículo que sea, y los trastornos propio de cada persona.

Los galenos suelen llamar a ese disturbio de movimiento Cinetosis, enfermedad cuya causa principal es náuseas, que hasta incluso ciertos juguetes en parques de diversiones y cines, pueden acarrear.

Es apropiado tener en cuenta consejos que no por repetitivos y viejos, dejan de ser beneficiosos para quienes viajan, sobre todo para evitar los mareos. Muchos incluso enarbolados por los quías de turismo, o de ciertos viajes.

Entre estos recursos está sentarse, en el caso de los barcos, en una terraza en la parte superior, para que puedas sentir el aire fresco y evitar náuseas matutinas.

Si se trata de un automóvil, situarse en el asiento delantero, el del pasajero y, si es posible, centrar la mirada en un punto fijo en el horizonte.

Para los aviones, reservar un puesto en la ventana, justo encima del ala, donde hay menos movimientos. Y si se trata de un autobús, consumir alimentos y bebidas de sabor amargo o picante, que reducen la acidez gástrica, lo que evita la náusea.

Y como normas generales para cualquier tipo de transporte están:

– Mantenerse hidratado. Beber agua es esencial para prevenir los mareos, así que deberás ir bebiendo frecuentemente. Evite ingerir bebidas alcohólicas durante todo el viaje.

– Evitar la lectura.

– Antes de viajar, tenga una alimentación leve. El exceso de comida antes o durante el viaje aumenta la probabilidad de mareo.

– Aumenta la ventilación del vehículo y evita olores desagradables.

– Existen varios medicamentos contra el mareo, que normalmente se puede tomar media hora antes de iniciar el viaje. Pide consejo a tu médico.

Hay casos de naúseas que pueden muy bien ilustrar las recomendaciones en cuanto a olores y en el caso de los marineros una buena idea es mirar el horizonte para permitir un equilibrio interno.

Tales procesos, por supuesto, tienen mucho que ver con cada cual. Pues incluso marineros experimentados y quienes viajaran en medio de tormentas sin problema alguno, en días de tranquilidad pueden tener tales malestares.

Pero, considerar las recomendaciones de los expertos, facilita muchos las cosas, y permite que viajar sea verdaderamente agradable.
mem/rfc

 

también te puede interesar