Curiosidades

Cruza con éxito el cielo de Chicago

Un equilibrista caminó entre dos rascacielos a más de 60 pisos de altura

Nik Wallenda
Nik Wallenda |

Redacción Central |

Más que por  los records mundiales, el equilibrista estadounidense Nik Wallenda  electrizó a la comunidad internacional  al caminar entre dos rascacielos de Chicago, en Illinois, sobre cables de acero extendidos a más de 60 pisos de altura.

Millares de personas se reunieron en las márgenes del río Chicago en una noche fría, mientras y millones de televidentes de todo el mundo vieron como caminó primero en pendiente el equivalente a dos manzanas, con un ángulo de 19 grados entre los edificios Marina West, de 180 metros de altura, y Leo Burnett de 204 metros.

Poco después,  Wallenda regresó a la azotea del Marina West y caminó 28 metros con los ojos vendados hasta la otra torre del mismo complejo sin usar red o arnés de seguridad para cumplir su hazaña, desarrollada a 9 grados centígrados de temperatura y con vientos de 16 kilómetros por hora.

Wallenda declaró luego que pudo escuchar desde la altura el rugido y los aplausos de la multitud, cifrada en unas 50 mil personas, y bromeó al afirmar que estuvo tentado de detenerse y sacar su cámara para tomarse un retrato a 192 metros de altura sobre el río Chicago.

“Por momentos temblé como una hoja”, reconoció en una entrevista a un canal de televisión que retransmitió el acto con 10 segundos de retraso en caso ocurriera algún incidente trágico.

El equilibrista, de 35 años de edad, pertenece a una familia circense que durante varias generaciones ha asombrado al mundo con demostraciones temerarias.

En 1978, su abuelo Karl Wallenda de 73 años, fundador del grupo ‘The flying Wallendas’, murió al caer desde 10 pisos de altura en un acto realizado en la ciudad de San Juan, en Puerto Rico.

En 2012, Nik caminó sobre las cataratas del Niágara y el año pasado lo hizo sobre el Gran Cañón de Colorado.

también te puede interesar

Pueblo unido en Amor a Nicaragua

El recorrido protagonizado por miles de ciudadanos es una demostración de que prevalece la unidad, solidaridad y hermandad entre los nicaragüenses