Curiosidades

El oso lengüilargo

Su largo apéndice y una mancha sobre el pecho despiertan la curiosidad de quienes lo contemplan

oso-lengua-larga
Oso lengüilargo |

Redacción Central |

En las zonas boscosas de Asia,  a unos cuantos metros del suelo, descansa entre los árboles el oso malayo, un animal con características inusuales que asombran a quienes lo contemplan por primera vez y promueven los diversos nombres con los que es conocido, como Oso perro, Oso del sol, entre otros.

El oso malayo cuyo nombre científico es Helarctos malayanus tiene su hábitat en las zonas boscosas del sur de Asia, desde China hasta el este de la India, siendo el oso más pequeño que se conoce.

En la anatomía de este mamífero asiático se destacan sus zarpas terminadas en unas uñas largas y afiladas, que clava en la corteza de los árboles y le permiten trepar a sitios elevadísimos, a pesar de que los machos pesan entre 30 y 60 kilogramos y las hembras entre 20 y 40 kilogramos.

Se mueve cauteloso en su entorno donde no se le ve con facilidad, debido a que es de hábitos nocturnos y le gusta permanecer durante el día encaramado en los árboles, acomodado en nidos tupidos de hojas y ramas, a alturas de casi 10 metros del suelo.

Poseedor de una extensa lengua, quizás tan larga como la trompa de un elefante o el cuello de una jirafa, muchos lo llaman por eso, el Oso lengua larga.

Aunque que músculo no les es útil para hablar, sí le es para introducirlo  en todas las oquedades de los árboles donde se esconden los panales de miel, su alimento favorito, o para atrapar insectos que hay en los troncos y en los nidos de termitas que son parte de su dieta.

Este mamífero también es carnívoro, pero disfruta igualmente de insectos, miel así como de frutas que encuentra en los bosques, como los plátanos y los cocos que consume  en grandes cantidades.

El oso malayo, que como tal pertenece a la familia de los úrsidos, cuando es joven puede convivir en armonía con el hombre y quizás debido a ese rasgo y a su pequeño tamaño, en algunas partes de Asia le llaman el Oso perro.

En cambio, cuando crece, muda bruscamente de carácter y se vuelve peligroso, esa actitud unida a otra de las peculiaridades de este oso, que tiene una mancha clara en forma de U en el pecho, cercana al cuello, lo torna temible.

Normalmente anda y corre sobre sus cuatro patas, pero si se siente amenazado  o molesto permanece sobre las patas traseras, mostrando su U que lo hace parecer más alto y representa una amenaza para el hombre y para los animales con los que pelea.

Sin embargo, leyendas locales refieren que la marca que este ejemplar lleva en el pecho recuerda a la naturaleza, pues representa el alba, en el horario en que aparece el astro rey, por eso lo llaman el Oso del sol.

La reducción de las áreas boscosas, como consecuencia de la edificación de nuevas obras, perjudican el hábitat de esta especie que también se halla en peligro de extinción, por la persecución a  la que lo somete el hombre.

también te puede interesar