Curiosidades

Extrañas prohibiciones

Ver determinadas películas, cantar una canción, correr en grupos, llevar el cabello corto, la ropa de determinado color, son sólo algunas de estas extrañas prohibiciones

prohibiciones
Extrañas prohibiciones |

Redacción Central |

El hombre como ser social vive en un mundo regido por normas, leyes y hábitos que debe cumplir cotidianamente, para contribuir a la armonía y buenas relaciones con sus semejantes, así como para apoyar los derechos y deberes que están legislados y exigen las instituciones nacionales de sus ciudadanos.

En ese mundo de permisos, autorizaciones y negaciones, muchas veces gobiernos y entidades introducen normas de conducta que aunque tengan algo de  razonables resultan de difícil asimilación por la rareza de su contenido.

Entre esas medidas establecidas, a las que no está ajena ninguna nación del mundo hay prohibiciones que afectan la libre realización de actividades  humanas, la censura a algunos gustos personales y otras que afirman proteger los daños a la integridad.

En ese panorama de negaciones encontramos las que se refieren a actividades humanas, como la de hacer jogging, o sea, correr en grupos en Burundi, África, con el ánimo de descargar tensiones en época de conflictos, pero desautorizado por el gobierno que lo consideraba una fachada para hacer actividades subversivas.

En Rumania se prohibió en los años 80 del siglo XX el Scrabble, un juego consistente, en una sopa de  letras para formar palabras, porque el Presidente  Nicolae Ceausescu lo consideraba subversivo y diabólico, pero actualmente tienen su propia Federación.

Asimismo en el Principado de Mónaco, las autoridades prohíben a sus ciudadanos entrar o jugar en el casino de Monte Carlo, la orden se dictó en 1860 cuando al príncipe Carlos III  le  preocupaba que sus súbditos, perdieron su dinero en el juego.

En Corea del Sur hay una ley que prohíbe que los menores de 16 años jueguen videos online después de medianoche, con el objetivo de reducir la adicción a los video-juegos.

Entre las prohibiciones sobre gustos humanos se hallan la que prohíbe el consumo de los huevitos de chocolate Kinder, en Estados Unidos, por temor a que el menor pueda atragantarse con la sorpresa que trae la golosina en una cápsula plástica que hay en su interior.

Por su parte, en Irán hay una lista de peinados prohibidos para los hombres, mediante una ley aprobada en 2011 que desautoriza el uso de la colita de caballo, el cabello largo atrás y corto delante y menos llevarlo corto o parado.

En ese grupo se halla la prohibición en Singapur, de masticar chicles sino se tiene una autorización médica, porque en una época se utilizaron para boicotear el transporte, pegándolos en las puertas automáticas.

Hay otras desautorizaciones que están encaminadas a proteger la integridad de sus ciudadanos, como la prohibición en Australia de exhibir películas pornográficas con estrellas femeninas de pechos pequeños o planos porque podrían estimular la pedofilia.

Con esa intención se prohíbe en Filipinas la canción de Frank Sinatra “My Way” porque se considera que ese tema alienta el homicidio. Mientras en Tailandia, está censurada la película Anna y el rey al considerarse que insulta a la familia real y a la historia del país.

La India por su parte prohíbe anuncios comerciales que promocionen el consumo de las bebidas etílicas, por sus efectos dañinos, en Francia se rechazó hasta 2008, la bebida Red Bull por su etiqueta taurina y en Japón se prohíbe bailar en los boliches.

Existen otras prohibiciones absurdas como la de morir en el Parlamento británico porque quien fallezca allí tiene derecho a un funeral de Estado.

O caminar por la autopista en Alemania en busca de combustible o nafta.

también te puede interesar