Cultura

Las carabelas de Cristóbal Colón

¿Por qué los nombres de La Pinta, La Niña y La Santa María?

foto
Las carabelas de Cristóbal Colón |

B. García |

Los investigadores históricos nos asombran en ocasiones con informaciones que contradicen las creencias populares. Ahora sabemos que Nerón no tocaba el arpa en su palacio mientras Roma ardía porque estaba a muchos kilómetros de distancia o que no hay constancia de que la manzana de Newton le golpeara la cabeza en su caída.

Respecto a la figura de Cristóbal Colón, sabemos que no fue el primero en llegar a las costas americanas desde Europa ya que por lo menos un grupo de vikingos llegaron al Canadá alrededor del año 1000.

Lo que no sabíamos es que algo que aprendimos de carrerilla en el colegio como son los nombres de las tres Carabelas en las que viajó Colón hasta América no eran exactos. Descubre la historia detrás de los nombres de La Pinta, La Niña y La Santa María.

Los nombres de La Pinta, La Niña y La Santa María

Cristóbal Colón partió del Puerto de Palos, Huelva, un 3 de agosto de 1492, y según nos enseñaron, la expedición la componían tres carabelas llamadas La Pinta, La Niña y La Santa María. Pero, ¿eran esos los nombres reales de los barcos?

La Niña fue construida en los astilleros del Puerto de Moguer, en 1488, a instancias del armador Juan Niño. Cuando la botaron en el Río Tinto no recibió como nombre “La Niña”, sino que siguiendo la costumbre castellana de botar las naves con nombres de santos o de temática religiosa para implorar su protección, recibió el nombre de “Santa Clara”.

En Moguer existía un monasterio dedicado a Santa Clara y por eso recibió el nombre de la santa. Sin embargo, como su armador fue Juan Niño, la marinería comenzó a llamarla “La Niña” y así ha pasado a la historia.

Aunque se cree que La Pinta fue construida en Palos no hay certeza histórica sobre este dato. Lo que es seguro es que su nombre real no era La Pinta, sino que recibió al ser botada el nombre de una figura religiosa como sus compañeras.

El apelativo La Pinta se pensó en un principio que podía estar relacionado con el nombre de la familia a la que se suponía perteneció: los Pinto, pero más adelante se comprobó que nunca fue de esa familia y que su dueño era Cristóbal Quintero. El nombre pudo referirse a que la nave estaba pintada de vistosos colores y por ello recibió el mote de “la pintá” del que derivó La Pinta.

El caso de la Santa María es diferente al de sus compañeras de viaje. La nave capitana, que jamás regresó a España, era conocida por la marinería como La Gallega, sin embargo ha llegado hasta nosotros con su nombre de botadura “Santa María”, a pesar de que popularmente se la llamaba por su mote.

Gonzalo Fernández de Oviedo, quien fue nombrado cronista de las Indias por Carlos V, nos dice en sus escritos que Colón llevó: “tres caravelas: la una e mayor dellas llamada la Gallega; y las otras dos eran de aquella villa de Palos”.

Los historiadores creen que se le llamaba La Gallega porque había sido construida en Galicia.

Mel/Bga

también te puede interesar