Cultura

Antoine de Saint-Exupéry: mucho más que El Principito

Conocido mundialmente por su obra “El Principito”, el escritor francés tiene una larga lista de libros cuya lectura siempre resulta necesaria

Antoine-de-Saint
Antoine Marie Jean-Baptiste Roger Conde de Saint-Exupéry fue un escritor y aviador francés, autor de la famosa obra El principito |

Redacción Central |

Si algo enseña Antoine de Saint-Exupéry, ese entrañable escritor francés, es el amor entre los seres humanos. Todas y todos, en el amor. El amor entre los hombres, diría.

En el prólogo de “El Principito”, libro para niños y mayores; libro para el ser humano, explica: …“Pido perdón a los niños por haber dedicado este libro a una persona mayor. Tengo una seria excusa: esta persona mayor es el mejor amigo que tengo en el mundo. Pero tengo otra excusa: esta persona mayor es capaz de comprenderlo todo, incluso los libros para niños. Tengo una tercera excusa todavía: esta persona mayor vive en Francia, donde pasa hambre y frío. Tiene, por consiguiente, una gran necesidad de ser consolada. Si no fueran suficientes todas esas razones, quiero entonces dedicar este libro al niño que fue hace tiempo esta persona mayor. Todas las personas mayores antes han sido niños. (Pero pocas de ellas lo recuerdan). Corrijo, por consiguiente, mi dedicatoria:

A LEÓN WERTH

cuando era niño”…

Piloto de guerra, enrolado en las filas de la combativa Francia de la Segunda Guerra Mundial luchando contra  las fuerzas  nazis de Adolf Hitler, dio vida al libro “Piloto de guerra”.

Nacido en Lyon, Francia, el 29 de junio de 1900, murió el 31 de julio de 1944; su avión, abatido en pleno combate, cayó al mar.

Nunca se encontraron sus restos.

Escribió, sin embargo, de manera fecunda; como fecunda fue su vida.

Abrió las rutas de los vuelos postales entre Europa, África, y América del Sur.

En ese entonces los aviones contaban con pocos instrumentos, poseían solo 2 motores de hélice, y la pericia de los pilotos definía muchas veces cada vuelo.

En plena faena, en el aire, Saint Ex, como lo llamaban sus camaradas, hacía anotaciones que le permitían luego desarrollar sus ideas en tierra firme, mientras esperaba continuar, o reencontrarse con sus compañeros del aire que regresaban de largos viajes, cargados de sacas postales.

Así nacieron  El Aviador (1926), Correo del Sur, su primera novela, Vuelo Nocturno, Tierra de Hombres, Piloto de Guerra, Carta a un rehén, El Principito, Ciudadela, Cartas de Juventud, Cartas a su madre.

Su obra contiene  una profundidad espiritual que puede resumirse en el pensamiento de  “Ciudadela”…”yo te construiré, en el corazón de los hombres”.

también te puede interesar