Cultura

Inspiraciones de García Márquez

El escritor colombiano para crear la gran novela del siglo XX, Cien años de soledad, volvió a su infancia y se adentró en América Latina

Macondo
Con la creación de Macondo, García Márquez resumió la esencia de los pueblos latinoamericanos y las circunstancias a que se vieron sometidos, como la expansión de Estados Unidos |

Lucía Oliveira |

Las novelas de ficción casi siempre nos despiertan la curiosidad de saber cuánto tienen de real y cuánto hay del autor en los personajes; sobre todo si se trata de obras tan notorias como Cien años de soledad, del Premio Nobel de Literatura Gabriel García Márquez.

La obra, publicada por primera vez el 30 de mayo de 1967 por la Editorial Sudamericana de Buenos Aires, desarrolla una trama que transcurre en un pueblo llamado Macondo, fundado por José Arcadio Buendía después de que este se marchara de Riohacha junto a su esposa, Úrsula Iguarán, por haber matado en duelo a Prudencio Aguilar, y cuyo fantasma comienza a perseguirlo.

Úrsula y José Arcadio se habían casado a pesar de ser primos, arriesgándose a tener un hijo con cola de cerdo, pero esto no sucedió. Tuvieron tres hijos, y así empieza la historia de la estirpe de los Buendía.

El libro refleja otros temas como el incesto, la infidelidad, el asesinato, la guerra entre liberales y conservadores en el Caribe, la invasión de Macondo por los americanos y su compañía bananera y la explotación llevada a cabo por ellos.

Entre la novela y el contexto histórico existe un gran paralelismo, así como entre la novela y la vida de su autor.

García Márquez vivió dos grandes momentos que sirvieron de inspiración para Cien años de soledad. El primero fue el regreso con la madre a su pueblo natal para vender el caserón de sus abuelos, donde había pasado sus primeros años. Frente a la casa sintió necesidad de dejar constancia de sus recuerdos.

Allí había estado junto a una hermana que comía tierra y una abuela que adivinaba el porvenir, elementos que refleja en su texto.

Úrsula Iguarán se inspira en la abuela Tranquilina, que también como el personaje murió ciega y loca. Las sólidas y tristes casas de Macondo están creadas a semejanza de la de su infancia.

El abuelo, Nicolás Márquez, quien siempre fue muy importante para el escritor, como José Arcadio Buendía tuvo que matar en duelo a un hombre (Merardo Pacheco) por lo que emigró con su familia hasta llegar a Aracataca, pueblecito del cual fue uno de los fundadores y donde luego nacería Gabriel García Márquez.

Nicolás Márquez además fue sobreviviente de las dos guerras civiles y es también el modelo del coronel Aureliano Buendía que “promovió treinta y dos guerras y las perdió todas”.

Otro momento crucial para la inspiración del colombiano fue un viaje realizado en enero de 1965, por la carretera de Ciudad de México a Acapulco, en el que percibió la soledad de América Latina y la necesidad de dedicarle unas páginas.

En cuanto a los elementos históricos, la primera mitad del siglo XX estuvo marcada por dictaduras que Estados Unidos apoyaba por intereses económicos.

En ello puede estar basada la entrada de los norteamericanos a Macondo con la compañía bananera y la imposición de su economía capitalista y destrucción de la ciudad.

Esto son solo algunos elementos del talento del escritor para reflejar, a través de un solo pueblo y solo cien años, los problemas de la humanidad a lo largo de su historia.

El propio García Márquez lo dijo en varias ocasiones: “Es muy difícil encontrar en mis novelas algo que no tenga un anclaje en la realidad”.

Y así ocurre con esta novela, catalogada por muchos como la mejor del siglo XX, traducida a más de 35 idiomas y con una venta de más de 30 millones de ejemplares.

también te puede interesar

Bandera del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN)

CIRCULAR / JEFATURA NACIONAL DE CAMPAÑA

Como [email protected], como Gran Familia, como Familia Sandinista, Vamos Adelante, EN AMORANICARAGUA, y Siempre Más Allá!