Cultura

La primera huelga de la historia

Un faraón corrió el riesgo de quedarse sin su pirámide

huelga
El salario de un día del trabajador promedio era de 10 hogazas de pan y una medida de cerveza |

Redacción Central |

La primera huelga registrada en la Historia amenazó a un faraón con quedarse a dormir el sueño eterno fuera de su real tumba. Nos vamos a Egipto, allá por el año 1166 antes de Cristo, cuando Ramsés III se paseaba por los jardines de su palacio y consultaba, de vez en vez, a los encargados de construir su morada funeraria  para cuando tuviera que realizar su largo viaje “al otro lado del río”.

Cada mañana salían los obreros y artesanos desde sus casas en la aldea de Deir el-Medina, el más próspero poblado de obreros y artesanos del Antiguo Egipto situado a la entrada del Valle de las Reinas frente a la ciudad de Tebas (hoy Luxor)  en la ribera occidental del río Nilo.

Parte de los trabajadores  que construían la pirámide del faraón Ramsés III vivían en unas 70 casas, junto con sus familias, en la mencionada aldea. Las cuadrillas, integrada por casi 60 personas entre canteros, masilleros y albañiles, tenían un capataz y un escribano. De vez en cuando los visitaba el visir, encargado de inspeccionar la obra e informar al Faraón.

En los últimos años de gobierno de Ramsés III comenzó una inflación y el sistema de trabajo se desarticuló como consecuencia de los retrasos del gobierno en pagar a los obreros. Estos últimos  pasaban hambre y los alimentos eran de mala calidad. El límite de tolerancia de aquellos primitivos trabajadores se había rebasado. Así que tomaron una decisión histórica: dejar de trabajar y reclamar el pago de sus haberes.

Comenzó así la primera huelga de la Historia.

La situación no fue nada fácil, pero los obreros finalmente lograron un acuerdo con las  autoridades para sus reclamos. En uno de los papiros hallados en la tumba de Ramsés III se puede leer “… los trabajadores traspasaron los muros de la necrópolis (se pusieron en huelga) diciendo: ‘Tenemos hambre, han pasado 18 días de este mes… no tenemos vestidos, ni grasa, ni pescado, ni legumbres.”

El salario de un día del trabajador promedio era de 10 hogazas de pan y una medida de cerveza.

Más adelante en el papiro redactado por el escriba Amennajet se puede leer que la huelga comenzó en el año 29 de Ramsés III debido al retraso de una paga “distraída” por el Gobernador de Tebas Oeste.

Los desórdenes se iniciaron y se sucedieron hasta tres huelgas. Los disturbios provocaron la  intervención del jefe de policía, Mentumosis. Las promesas abundaban, pero el problema continuaba, por lo que los artesanos se decidieron a saquear las tumbas y nadie mejor que ellos para la tarea, porque las habían construido.

Está claro que no es posible determinar hasta qué punto los trabajadores desarrollaron su organización o su conciencia de grupo, pero es obvio que hubo coordinación y acuerdo entre los obreros a lo largo de muchos años.  Las huelgas continuaron hasta la desaparición de la aldea de trabajadores en la época en la que se quedó abandonado el Valle de los Reyes como lugar de enterramiento real.

Fuera de Egipto esta primera huelga no tuvo  influencia alguna, pero es el antecedente más antiguo de la lucha de los obreros por sus derechos.

también te puede interesar