Cultura

El Protocolo real

Algunas de las reglas que deben seguir los súbditos de la Corona

protocolo-real
Protocolo real |

Redacción Central |

Aunque parezca irreal en nuestros tiempos, aún existen casas especializadas en dictar las reglas de la etiqueta del buen comportamiento. Reglas que perviven en nuestro siglo XXI en algunas monarquías y, por supuesto, títulos nobiliarios adosados a algunas personas. Y en esos ambientes “hay que saber cuándo se puede toser, cuándo puede uno declinar una invitación, cuándo usar un tenedor o simplemente cuándo usar una playera”.

En Inglaterra hay una empresa que se dedica a editar y reeditar una Guía de Etiqueta.  Debrett’s, que así se llama la institución fundada en 1769 y está especializada  en la nobleza. La Casa no dicta las reglas, sólo las publica.

Muchos jóvenes llaman a la redacción central de la mencionada Guía para preguntar acerca de determinada conducta o uso de algún objeto o dispositivo, para no hacer el ridículo ante los demás o pasar por mal educado.

Lejos de preocuparse por cuál tenedor usar para comer espárragos o cómo saludar apropiadamente a un conde, las preguntas más populares tienen un sabor moderno. Lo más consultado es sobre el uso cortés de los teléfonos celulares.

La Guía aconseja al usar el dispositivo móvil “No murmurar. No gritar. Hablar despacio y con naturalidad”. Y añade: “recuerda, por encima de todo, que no estás unido quirúrgicamente a este útil dispositivo”. La regla de oro: “siempre es descortés prestarle más atención al teléfono que a una persona”.

Otros modales a los que hace referencia la publicación son : no se debe comer o maquillarse cuando uno está en el transporte público; desaconsejable consumir comida olorosa en un ambiente cerrado; prohibido terminar de arreglarse cuando va en el bus o tren.

Acerca de los besos, la buena etiqueta aconseja que solo deben darse entre amigos, pero no la primera vez que los conoces. Y los besos al aire no son aconsejables y son descritos como “descorteses o impersonales”.

Por ejemplo, en Dinamarca, para saludar a la Reina las mujeres deben doblar  la rodilla derecha e inclinarse; los hombres deben agacharse ligeramente.

A la reina no se le hacen preguntas y nunca se le hace esperar.

Entre las reglas básicas a seguir para tratar a un monarca, tal como indicaría el maestro del protocolo o chambelán de la Corte, están: guardar un profundo sentido de la privacidad y un extremado control sobre sí mismos; está prohibido fotografiar a los reyes cuando comen, nunca mirar a los reyes fijamente. Asimismo, los apretones de mano, abrazos y besos también están prohibidos; no se debe coincidir en el color de vestido que eligió la reina y los hombres deben usar corbata, a no ser que estén en el campo.

también te puede interesar

Pueblo unido en Amor a Nicaragua

El recorrido protagonizado por miles de ciudadanos es una demostración de que prevalece la unidad, solidaridad y hermandad entre los nicaragüenses