Cultura

Una técnica importante del arte decorativo, el mosaico

Los mosaicos antiguos eran obras compuestas por arcilla y piedrecillas que se enriquecieron al paso del tiempo con otros materiales, como el vidrio y el mármol

Mosaico
|

Redacción Central |

Un elemento empleado para la decoración desde la antigüedad hasta nuestros días es el mosaico, obra compuesta por pequeñas partículas de colores cuya agrupación, forma una especie de pintura de indudable belleza.

Llegado de remotas regiones, el mosaico es un motivo de inspiración artística para sus creadores quienes expresan el mensaje de sus obras en varios soportes usando diversos materiales.

Etimológicamente, la palabra mosaico procede del vocablo griego musa, al ser considerado un arte muy creativo inspirado en un gran ingenio.

Algunos historiadores afirman que la cuna de este antiquísimo arte es Mesopotamia donde nació alrededor de año 3 000 a.n.e., aunque se han hallado cerámicas de este tipo en Creta, Grecia, Roma y el Imperio bizantino.

Algunos arqueólogos han descubierto en esos lugares restos de obras adornadas con mosaico, que  decoraban las paredes y columnas con pequeños trozos de arcillas de colores, empleando dibujos de formas geométricas.

Crónicas antiguas relatan que hacia fines del siglo V a.n.e., en el mundo griego era frecuente que el pavimento estuviera compuesto por guijas -pequeñas piedrecillas de colores de orillas del río- con las que se hacían dibujos sencillos con temas geométricos.

Esa tradición se ha mantenido a través de los siglos en los pueblos españoles de Castilla y León donde se utiliza aún este tipo de arte, para decorar los patios y zaguanes de las casas.

Las escenas que representan los dibujos con esas piedrecillas generalmente son del mundo marino, del repertorio homérico y del culto a Dionisio. Todos los pueblos antiguos incursionaron en este arte.

Fuentes especializadas señalan su mayor apogeo en el Imperio romano -evidente en sus tapices y pinturas- y después en Bizancio, como soporte de obras sobre episodios de la vida cotidiana, la religión, la mitología y otros temas.

Indican que un mosaico es una obra combinada realizada con fracciones diversas y variadas de piedrecillas, mármol, vidrio, pintura, madera, entre otros materiales, con los que se forman una especie de pintura.

Esa pintura se puede confeccionar en grandes superficies planas, como paredes, suelos y techos, pero también se puede adaptar a simples objetos o pequeños formatos. Por eso las obras antiguas o modernas, hacen del mosaico un verdadero lujo de creación.

A lo largo de la historia de la humanidad, el arte del mosaico se ha ido desarrollando, y en tiempos modernos evidencia que se ha enriquecido, al adquirir con el estilo y los materiales adecuados de cada época una gran fuerza, hasta llegar al actual siglo XXI.

también te puede interesar