Cultura

Disfrutan en Buenos Aires talento de la primera bailarina española Tamara Rojo

La artista española brindó una noche de lujo al personificar el recuerdo de Isadora Duncan en Argentina

Tamara Rojo
Una gala internacional celebrada la víspera en el Teatro Colón de Buenos Aires reunió a talentos del Bolshoi, el New York City, el San Francisco y el Ballet Estable de este propio teatro quienes disfrutaron la actuación de Tamara Rojo, la artista española brindó una noche de lujo al personificar el recuerdo de Isadora Duncan en Argentina. | Internet

Redacción Central |

La artista española brindó una noche de lujo al personificar el recuerdo de Isadora Duncan en Argentina

Una gala internacional celebrada la víspera en el Teatro Colón de Buenos Aires reunió a talentos del Bolshoi, el New York City, el San Francisco y el Ballet Estable de este propio teatro quienes disfrutaron la actuación de Tamara Rojo, la artista española brindó una noche de lujo al personificar el recuerdo de Isadora Duncan en Argentina.

La primera bailarina y directora del English National Ballet (ENB) confirmó su admirable versatilidad, al interpretar en una noche dos piezas diametralmente opuestas y, según la crítica especializada, transitar del academicismo más puro y exigente del ballet, impreso en el pas de deux “Raymonda”, a la ausencia de técnica, en un plano donde según ella priman las emociones y la musicalidad.

La artista confesó en declaraciones a Prensa Latina que “desde niña tuve una fascinación por la figura de Isadora, y además el haber trabajado este rol con Lynn Seymour, que es otra de las grandes figuras de la danza de nuestro tiempo, hace que sea un papel muy especial para mí.

Afirmó que  en diferentes países, a menudo le solicitan la interpretación de Cinco valses de Brahms a la manera de Isadora Duncan, pequeña joya coreográfica de Sir Frederick Ashton.

Tamara Rojo valora muy alto el aporte que hizo a la danza Isadora Duncan, quien fue considerada en su época, una americana excéntrica que con los pies desnudos y una liviana túnica griega evocaba bailes antiguos, pero su criticada manera de bailar “sin técnica” causó una revolución en el mundo de la danza, aún en florecimiento.

En horas, la Rojo partirá de Buenos Aires adonde le encantaría quedarse más tiempo, pero, el deber la llama en Gran Bretaña, donde el venidero 17 de octubre el ENB estrena El Corsario, una obra que a pesar de estar inspirada en un poema del poeta inglés Lord Byron, nunca había sido montada por una compañía inglesa.

Espero que el público pueda descubrir un clásico que no se conoce en el país y que es sobre todo, una puesta donde se disfruta la danza masculina en su máximo esplendor, aseguró la artista entusiasmada por el reto de incorporar niños en las funciones previstas para Milton Keynes y Londres.

también te puede interesar