Cultura

La Victoria de Samotracia dejó de presidir la escalinata del Louvre hasta junio de 2014

Será restaurada y estudiada en profundidad junto con el zócalo-barco en el que se apoya

Victoria de Samotracia
Victoria de Samotracia, una de las tres obras icónicas de dicho museo Louvre. | elcomercio

Redacción Central |

Será restaurada y estudiada en profundidad junto con el zócalo-barco en el que se apoya

Una de las tres obras icónicas del Museo del Louvre, La Victoria de Samotracia, dejó de presidir la escalinata donde fue instalada en el siglo XIX, para ser restaurada y estudiada en profundidad junto con el zócalo-barco en el que se apoya.

Ante los primeros andamiajes que comenzaron a rodearla, el cocomisario de su restauración Ludovic Laugier, citado por la agencia de noticias EFE, adelantó que el público podrá redescubrir a la célebre diosa alada, creada hacia el año 190 a.C, en la época helenística, en junio de 2014.

El próximo martes la escultura, de 2,75 metros de altura, construida con mármol de Paros, el más bello de la antigüedad, será trasladada a la Sala de las 7 Chimeneas, amplio y luminoso ex dormitorio real donde se efectuará la restauración, que incluye el entorno abovedado de la escalera Daru.

Indica EFE que mientras se ultiman los preparativos, la escultura seguirá en su puesto habitual, pero oculta de la vista de los visitantes.

Esta obra consiste en la figura femenina de la Victoria, con alas y posada sobre pedazos de un navío recuperados en 1875 en el Santuario de los Grandes Dioses de la isla de Samotracia, en el noreste del mar Egeo, más de una década después de que, en 1863, el vicecónsul francés Charles Champoiseau descubriera los primeros fragmentos de esa impresionante escultura y los hiciera llegar a París.

Una de las misiones de la restauración será restablecer el contraste original entre la palidez de la estatua y el mármol más oscuro de su soporte, subrayó Laugier.

La restauración es de tal envergadura que, a partir de mediados de este mes, los comisarios al frente de esa labor se reunirán periódicamente con una comisión internacional de especialistas, con quienes tomarán las decisiones principales, explicó Laugier.

Entre ellas, precisó, la de suprimir, como sueñan tantos historiadores del arte, o no el zócalo de cemento añadido en el siglo XIX a los pies de la estatua, en un intento de mejorar su visibilidad, pero que le hizo perder su característica original de aterrizar directamente sobre el puente de un barco.

Nudo vital de comunicación, la escalera Daru y sus bóvedas y escalinatas adyacentes, espectacular escenografía Art Deco construida en el siglo XIX para recibir a la celebérrima Niké (Victoria en griego), permanecerán en todo momento abiertas al público.

En cuanto al financiamiento de dicha restauración, el Museo del Louvre lanzó un llamamiento a donaciones y espera recaudar un millón de euros antes de fin de año, informó elcomercio.com.

también te puede interesar