Cultura

Joven transforma árboles maderables en fauna costarricense

Desde pequeño Hainier Morales ideaba mentalmente la forma de transformar los árboles que lo rodeaban en los animales que conocía hasta que se convirtió en escultor Los primeros pasos para llegar al arte los dio en su infancia, mientras caminaba por los bosques de la comunidad de San Ramón de Alajuela  e ideaba mentalmente la […]

Hainier Morales Molina, escultor - costa rica
Los primeros pasos para llegar al arte los dio en su infancia, mientras caminaba por los bosques de la comunidad de San Ramón de Alajuela e ideaba mentalmente la forma de transformar los árboles que lo rodeaban en los animales que conocía, así con los años, Hainier Morales Molina, se convirtió en escultor. | diarioextra

Redacción Central |

Desde pequeño Hainier Morales ideaba mentalmente la forma de transformar los árboles que lo rodeaban en los animales que conocía hasta que se convirtió en escultor

Los primeros pasos para llegar al arte los dio en su infancia, mientras caminaba por los bosques de la comunidad de San Ramón de Alajuela  e ideaba mentalmente la forma de transformar los árboles que lo rodeaban en los animales que conocía, así con los años, Hainier Morales Molina, se convirtió en escultor.

Para  elaborar sus obras Hainier observa la forma de vida y características de los diferentes animales, después  busca troncos principalmente de árboles de cedro, ramas y raíces, los cuales pule con tesón en su taller, para lograr impresionantes esculturas. La técnica fue bautizada por él mismo como “Arte Faunático”.

Sobre la preferencia por este tipo de temática, el artista explicó en una entrevista, tallo más que todo,  la fauna costarricense porque es lo más representativo del país y realmente la gama de nuestros bosques es muy amplia. Busco destacar la belleza de cada ser, para que apreciemos lo que tenemos en esta pequeña porción de tierra que se llama Costa Rica

Acerca de su modo de trabajo, el escultor manifestó al Diario Extra, la receta para que prácticamente haga magia con la madera y las raíces: es el uso de gubias de distintos tamaños, cuchillas y lijas hasta lograr las siluetas exactas.

Añadió que para las más elaboradas, les pasa una manita de gato. Es decir, las pinta para brindarles un mayor colorido. “Uso más que todo madera de cedro, pochote y nazareno por la suavidad que las compone. Subrayó que para las esculturas más finas usa la madera de cocobolo, guayacán y ron ron. Pero de las raíces también saco hermosas obras”, detalló.

Para este artista ramonense, la escultura es una forma de vida y  debido a la gran habilidad y creatividad que plasma en las obras, desde hace siete meses, son adquiridas por turistas nacionales y extranjeros.

Tortugas, osos hormigueros, culebras, caballos, lapas, tucanes, armadillos, ardillas, perezosos, cocodrilos, venados, monos y peces son algunas de las especies de la fauna autóctona que este artista expone en sus esculturas y vende en su taller.

también te puede interesar