Cultura

Afirma hermano de García Márquez que el escritor padece demencia senil

El proceso se le aceleró luego de someterse a una quimioterapia debido a un cáncer linfático

Gabriel García Márquez
Gabriel García Márquez podría no escribir más obras literarias, pues padece demencia senil, no obstante que su estado físico es bueno, confirmó su hermano, Jaime García Márquez. | Internet

Redacción Central |

El proceso se le aceleró luego de someterse a una quimioterapia debido a un cáncer linfático

Gabriel García Márquez podría no escribir más obras literarias, pues padece demencia senil, no obstante que su estado físico es bueno, confirmó su hermano, Jaime García Márquez.

El autor de obras como “Cien años de soledad”, “El general no tiene quien le escriba” y “El amor en tiempos de cólera” ganó la batalla contra el cáncer linfático a través de un tratamiento a base de quimioterapia.

Sin embargo, el mismo procedimiento acabó con muchas de sus neuronas, de sus defensas y de sus células “y se le aceleró el proceso”, añadió el hermano al recordar que la demencia senil es un mal que ataca a la familia del escritor colombiano radicado en México.

Según Jaime, su hermano “todavía conserva el humor, la alegría y el entusiasmo que siempre ha tenido” y que “desde el punto de vista físico está bien, aunque ya tiene algunos conflictos de memoria”, acotó.

Refirió que “en la familia todos sufrimos de demencia senil y él ya tiene los estragos que se le adelantaron debido al cáncer que le puso en una situación casi de muerte. La quimioterapia le salvó la vida, pero también acabó con muchas neuronas, muchas defensas y células y se le aceleró el proceso”.

Aclaró que todavía su familia puede hablar con él y cuando lo hace “tenemos mucha preocupación por su salud, pero terminamos profundamente contentos porque lo tenemos vivo”.

En ese contexto, dijo que su hermano no está en condiciones de escribir la segunda parte de su biografía “Vivir para contarla”, ni cualquier otra obra. “Desgraciadamente creo que no va a ser posible, pero ojala esté equivocado”, finalizó.

Como se recordará, a principios de junio pasado el amigo del escritor, Plinio Apuleyo Mendoza, reveló que el Premio Nobel perdía poco a poco la memoria, que no reconocía a las personas por la voz y tenía que verlas para hacerlo.

(Redacción Central La Voz del Sandinismo-Notimex)

también te puede interesar