Cultura

Filme Celda 211 gana el Premio Goya

La película es un drama de acción trepidante con tintes de suspenso, que narra la historia de un grupo de presos amotinados en una cárcel

Daniel Monzón
El director de cine Daniel Monzón agradece el premio Goya a Mejor Director por "Celda 211", en Madrid el domingo 14 de febrero. | AFP

Redacción Central |

La película es un drama de acción trepidante con tintes de suspenso, que narra la historia de un grupo de presos amotinados en una cárcel

Celda 211, del realizador Daniel Monzón, se convirtió en la gran triunfadora de los Premios Goya del cine español, al ganar ocho de las 16 nominaciones a las que optaba, entre ellas la de mejor película.

La cinta dirigida por Monzón, un drama de acción trepidante con tintes de suspenso que narra la historia de un grupo de presos amotinados en una cárcel, logró esta madrugada el Goya a la mejor obra de 2009.

De esa manera, se impuso a Ágora, la superproducción de Alejandro Amenábar, que se llevó siete galardones; a El baile de la Victoria, de Fernando Trueba; y a El secreto de sus ojos, del argentino Juan José Campanella.

Celda 211 se alzó, además, con las estatuillas al mejor director (Monzón), mejor interpretación masculina protagonista (Luis Tosar), mejor actriz de reparto (Marta Etura), mejor actor revelación (Alberto Ammann), mejor guión adaptado, mejor montaje y mejor sonido.

Quiero entender que la película os ha gustado muchísimo y creo que para eso hacemos las películas los directores de cine, para que conecten con la gente   , declaró Monzón, al recibir el premio a la mejor dirección.

La gran noticia de la XXIV edición de los Goya, que concluyó pasada la medianoche en el Palacio de Congresos de Madrid, fue la inesperada presencia del conocido director Pedro Almodóvar, quien fue el encargado de entregar el último galardón.

Con su reaparición en la velada, el realizador manchego selló así su reconciliación con la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España, coincidió la crítica especializada.

Almodóvar, cuyo trabajo más reciente, Los abrazos rotos, apenas obtuvo uno de los cinco Goya a los que aspiraba (el de mejor música original), abandonó la academia en 2005, precisamente por discrepancias con el sistema de votación de estos laureles.

La actriz Lola Dueñas fue recompensada con el Goya a la mejor interpretación femenina protagonista por su actuación en Yo, también.

Por esta corona también competían Penélope Cruz, por Los abrazos rotos; Maribel Verdú, por Tetro de Coppola; y Rachel Weisz, por Ágora.

En cuanto a las películas extranjeras galardonadas, El secreto de sus ojos se llevó el laur+el a la mejor cinta hispanoamericana, mientras que Slumdog Millionaire, del británico Danny Boyle, se quedó con el de mejor producción europea.

Por su parte, la argentina Soledad Villamil consiguió el Goya a la mejor actriz revelación por su papel en El secreto de sus ojos.

Villamil se impuso a Nausicaa Bonnin, candidata por Tres días con la familia; Leticia Herrero, por Gordos; y Blanca Romero, por After.

también te puede interesar