Cultura

Hace 86 años fue abierta la tumba del faraón Tutankamón

Más de tres mil años han pasado desde su muerte y un día como hoy, pero de hace 86 años, fue abierta la tumba del faraón más conocido del antiguo Egipto, “Tut Anj Amón”, mejor conocido como Tutankamón, quien reina como una de las figuras más fascinantes de la arqueología mundial

Tutankamón
Rostro del faraón Tutankamón | Internet

Redacción Central |

Más de tres mil años han pasado desde su muerte y un día como hoy, pero de hace 86 años, fue abierta la tumba del faraón más conocido del antiguo Egipto, “Tut Anj Amón”, mejor conocido como Tutankamón, quien reina como una de las figuras más fascinantes de la arqueología mundial

Oculta bajo la arena del Valle de los Reyes, en la Ribera Occidental de Tebas, Egipto, la tumba fue apenas la punta de una madeja de nuevos descubrimientos y fabricación de leyendas.

El descubrimiento de la tumba, en noviembre de 1922, fue precedido por una expectativa mundial. Finalmente los arqueólogos accedieron al interior de la cámara funeraria para encontrarse con un conjunto de obras de arte egipcio y la momia intacta de Tutankamón.

Los egiptólogos ingleses Howard Carter y su patrocinador, George Herbert, quinto conde de Carnarvon, invirtieron 16 años de investigaciones antes de encontrar la maravillosa tumba, la cual había despertado las inquietudes de otros tantos exploradores.

El sepulcro del monarca había permanecido intacto de los saqueos que asolaron a otras tumbas en el páramo que sirvió de cementerio a los egipcios.

El soberano residente de esta tumba reinó de 1334 a 1325 antes de Cristo, mandato en el cual restauró el culto al Dios Amón y la estabilidad económica del Alto y Bajo Egipto.

Las piezas halladas en la tumba, así como el sarcófago y la famosa máscara de oro, se conservan actualmente en el Museo Arqueológico de El Cairo, en Egipto.

En 2007, a 84 años de su hallazgo, el rey que gobernó durante su niñez y murió a los 19 años de edad fue exhibido en el interior de una vitrina en el Valle de los Reyes.

Howard Carter, en ese entonces era ya un egiptólogo reconocido por haber hallado las tumbas del faraón Tutmosis IV y de la reina Hatshepsut, pero ahora lo haría de la más famosa, la de Tutankamón.

Con anterioridad ya había realizado otros descubrimientos arqueológicos. Al lado de su mecenas Lord Carnarvon, había comenzado excavaciones en la antigua ciudad de Tebas en 1907.

La muerte del noble pocos días después, la de su perro y los decesos trágicos de varios integrantes del equipo que participaron en el hallazgo, suscitaron la leyenda de la maldición de Tutankamón y su amplia difusión en la prensa de ese tiempo.

A lo largo del tiempo se creyó que Tutankamón murió asesinado de un golpe en la cabeza, sin embargo, en 2005 se descubrieron indicios de que habría muerto por una gangrena a causa de una herida en la pierna, debida a un accidente de carro durante una cacería.

En ese mismo año, un escáner exploró los restos de la momia para producir mil 700 fotografías computarizadas. Los detalles de ese estudio permitieron la reconstrucción digital del rostro que lució Tutankamón antes de morir.

también te puede interesar