Cultura

Legendario actor Paul Newman muere a los 83 años

Paul Newman, la superestrella ganadora del Oscar que protagonizó memorables antihéroes en películas como “Hud”, “Cool Hand Luke” y “The Color of Money”, ha fallecido, informó el sábado su publicista. El legendario actor tenía 83 años

Paul Newman
Flores para Paul Newman. | AP

Redacción Central |

Paul Newman, la superestrella ganadora del Oscar que protagonizó memorables antihéroes en películas como “Hud”, “Cool Hand Luke” y “The Color of Money”, ha fallecido, informó el sábado su publicista. El legendario actor tenía 83 años

Newman, quien también tuvo una trayectoria com activista, piloto de autos de carreras, dueño de escuderías del automovilismo e incluso empresario de rosetas de maíz, murió el viernes en su casa de campo cerca de Westport, Connecticut, tras una larga lucha contra el cáncer, informó su publicista Jeff Sanderson.

En el momento de su muerte estaba acompañado por su familia y amigos cercanos.

En mayo, Newman abandonó planes para dirigir una producción de “Of Mice and Men” para el otoño _basada en la novela “La fuerza bruta”, de John Steinbeck_ por razones de salud no especificadas. Al mes siguiente un amigo suyo reveló que Newman llevaba un tratamiento contra el cáncer y Martha Stewart, otra amistad suya, publicó fotografías del actor en su sitio de internet, en las que tenía una apariencia demacrada durante un acto de beneficiencia.

Pero siendo fiel a si naturaleza retraída Newman permaneció reservado sobre su condición, respondiendo a los reportes sobre su posible cáncer de pulmón con un comunicado en el que decía que le iba “bastante bien”.

Comenzó en el teatro y televisión en la década de 1950, y pasó a ser uno de los actores más populares y queridos del mundo, una leyenda reverenciada por sus colegas.

Fue postulado al Oscar en 10 ocasiones, haciéndose acreedor a uno en 1987 por “The Color of Money”, y premiado con dos estatuillas honorarias. Participó con papeles preponderantes en más de 50 películas, entre ellos “Exodo”, “Butch Cassidy y el Sundance Kid”, “The Verdict”, “The Sting” (El golpe) y “Absence of Malice.”

Newman trabajó con algunos de los mejores directores de los últimos 50 años, desde Alfred Hitchcock y John Huston pasando por Robert Altman, Martin Scorsese y los hermanos Coen. Actuó junto a Elizabeth Taylor, Lauren Bacall, Tom Cruise, Tom Hanks y con Robert Redford, su compañero de aventuras en “Butch Cassidy” y “The Sting.”

“Hay un momento en el que los sentimientos van más allá de las palabras”, dijo Redford el sábado. “Perdí a un amigo de verdad. Mi vida y este país es mejor porque él estuvo aquí”.

En ocasiones actuó con su esposa, Joanne Woodward, con quien mantuvo un largo matrimonio, una rareza en Hollywood. “Tengo bistec en casa, así que ¿para qué salir a buscar una hamburguesa?”, dijo Newman a la revista Playboy al ser preguntado si alguna vez se sintió tentado por la infidelidad.

Se casaron en 1958, al mismo tiempo que aparecieron juntos en “The Long Hot Summer” y Newman dirigió a su esposa en varias cintas, incluyendo “Rachel, Rachel” y “The Glass Menagerie” (“El zoo de cristal”).

Con su rostro hermoso, de ojos celestes penetrantes, Newman era un favorito de la crítica, capaz de presentar retratos convicentes de tipos rebeldes, duros y perdedores.

La crítica del New York Times, Caryn James, escribió tras la presentación de su papel de amargado en “Nobody s Fool” de 1995: “Nunca dejas de preguntarte cómo un tipo tan bien parecido como Paul Newman terminó de esa forma”

Sally Field, compañera de Newman en “Absence of Malice” dijo sobre su colega, “A veces Dios hace personas perfectas y Paul Newman era una de ellas”.

En la vida real, siempre mostró solidaridad con los oprimidos, donó millones de dólares a obras de bien a través de su compañía de alimentos y creó campamentos para niños discapacitados. Opositor ferviente de la guerra de Vietnam y partidario de los derechos cívicos, acabó en la “lista de enemigos” del presidente Richard Nixon, una “hazaña” de la que se declaraba orgulloso.

Aunque ya era una leyenda de la pantalla para cuando tenía más de 40 años, tuvo que esperar mucho más tiempo para recibir su primer Oscar competitivo: en 1987 lo ganó por “The Color of Money”, retomando el papel del jugador de billar “Fast Eddie” Nelson, al que había encarnado en “The Hustler” (El audaz) en 1961.

En 1986 recibió un Oscar a su trayectoria y en 1994 el Premio Humanitario Jean Hersholt por sus obras de caridad.

Su primera nominación fue por el papel de un ex atleta alcohólico y amargado en “Cat on a Hot Tin Roof” (“La gata sobre el tejadocaliente”) de 1958, en la que compartió el cartel con Elizabeth Taylor como su esposa y Burl Ives como su padre en el drama desgarrador de Tennessee Williams, que recibió un final optimista para la pantalla.

Newman empezaba a encanecer, pero su rostro era tan bello como siempre cuando actuó en sus dos películas más populares, ambas comedias con Robert Redford: “Butch Cassidy” (1969), un western sobre dos forajidos que van a Bolivia, y “El golpe” (1973), sobre dos simpáticos estafadores en la época de la Gran Depresión.

En los años 70, dijo que estaba aburrido de actuar y se apasionó por el automovilismo deportivo, ganando un quinto lugar en Daytona en 1977 y un segundo puesto en Le Mans dos años después.

En 1982, Newman y su vecino de Westport, el escritor A.E. Hotchner, comenzaron una compañía para vender el aderezo original de Newman hecho con aceite y vinagre. la compañía Newman s Own, que comenzó como una broma, se volvió una compañía multimillonaria que vendía rosetas de maíz, aderezos para ensaladas, salsa para pastas y otros productos alimentarios.

Todas las ganancias de la compañía eran donadas a organizaciones de beneficencia. Para el 2007, la empresa había donado más de 175 millones de dólares según su sitio de Internet.

Newman nació en Cleveland, Ohio, el menor de los dos hijos de un empresario de ropa deportiva. Su madre y un tío, poeta y periodista, lo alentaron a seguir su vocación de actor.

Le sobreviven su esposa, cinco hijos, dos nietos y su hermano mayor Arthur.

En diciembre de 1994, un mes antes de cumplir 70 años, dijo a la revista Newsweek que había cambiado poco con la edad.

“No soy mas dulce, no estoy menos enojado, no soy menos autocrítico y no soy menos tenaz”, afirmó. “Quizá la mejor parte es que tu hígado ya no puede más con esas cervezas por la noche”, agregó.

también te puede interesar