Cultura

Causa Alejandro Fernández delirio en concierto en Managua

Durante más de dos horas, Fernández celebró 15 años de éxitos de su carrera musical

Redacción Central |

Durante más de dos horas, Fernández celebró 15 años de éxitos de su carrera musical

El cantante Alejandro Fernández causó el delirio de las nicaragüenses que le expresaron cariño y admiración en su concierto lanzándole al escenario flores, brasieres, pañuelos y entregándole una bandera de Nicaragua.

Durante más de dos horas, Fernández celebró 15 años de éxitos de su carrera musical, enloqueciendo a sus admiradoras con sus canciones y sensuales movimientos.

Vestido con un pantalón de mezclilla ajustado, una camiseta y camisa de manga larga, una noche inolvidable en un escenario de un casino capitalino. “Ya les extrañaba, Nicaragua”, afirmó después de recordar que hacia algunos años no visitaba el país centroamericano.

Los asistentes, algunos de las ciudades del interior del país con botas vaqueras y sombrero, acompañaban a coro las canciones, bailaban y aplaudían sin cesar, en una cerrada ovación desde el primer minuto en que salió al escenario.

Las mujeres deliraban y dedicaron toda clase de piropos que, a gritos intentaban dejarse oír por el hombre de sus afanes: “Bello, precioso, guapo, rico”.

En correspondencia, “El Potrillo” lanzó besos a sus admiradoras, desatando los gritos y la euforia de todas aquellas que lograron un lugar cercano a la tarima apretujadas contra la malla de seguridad que las separaba de su ídolo.

“Mátalas”, “Como quien pierde una estrella”, “Me dediqué a perderte”, “Canta corazón” fueron parte del amplio repertorio de más de dos horas.

“Guadalajara” fue la canción que inició una serie de música ranchera acompañado de su mariachi y vestido de típico charro con un traje de color negro, interpretó “El Potrillo” en un alarde de desbordante euforia.

“Muchas gracias, qué bonito, no tengo con qué dar las gracias de tanto cariño”, expresó.

La gira artística ha recorrido Panamá, Costa Rica y continuó en Managua, donde “todo ha estado con el viento a favor. En Nicaragua me siento como un rey”, apuntó.

“Muchas gracias, que bonito concierto. No me quiero ir de esta noche tan divina”, expresó Fernández al regresar al escenario para interpretar cuatro canciones más a petición del público que no parecía tener la intención de dejar ir al artista mexicano.

también te puede interesar