Cultura

Miles de nicaragüenses participaron en la tradicional procesión por la paz

Se llevó a cabo bajo el lema Familia humana, comunidad de paz y se realiza cada primero de enero desde hace más de cuarenta años

Fiesta tradicional
Miles de nicaragüenses asistieron este martes a la tradicional procesión en honor a Cristo Rey de hombres y mujeres católicas, para orar y pedir por la paz en este país centroamericano. | AP

Redacción Central |

Se llevó a cabo bajo el lema Familia humana, comunidad de paz y se realiza cada primero de enero desde hace más de cuarenta años

Miles de nicaragüenses asistieron este martes a la tradicional procesión en honor a Cristo Rey de hombres y mujeres católicas, para orar y pedir por la paz en este país centroamericano.

Fue presidida por el arzobispo de esta capital, monseñor Leopoldo Brenes, que llevó en sus manos a Jesús Sacramentado, y contó con la participación de los sacerdotes de la Archidiócesis de Managua, que comprende los departamentos de Masaya y Carazo.

Esta procesión, que se llevó a cabo bajo el lema “Familia humana, comunidad de paz”, se realiza el 1 de enero desde hace más de cuarenta años.

La peregrinación, en la que participaron 20 000 personas según los sacerdotes, inició frente al Colegio Teresiano, en la periferia sur de Managua, y finalizó en la Catedral de esta capital.

“Cristo Ayer, Cristo Hoy, Cristo Siempre, Príncipe de la Paz” fue el lema que los participantes en la jornada religiosa y por la paz repitieron a lo largo del recorrido de unos dos kilómetros.

La entrada a la catedral de Managua de Jesús Sacramentado en manos del arzobispo Brenes se produjo en medio del agitar de pañuelos blancos y tras un recorrido durante el cual hubo lluvia en la actual estación seca.

El contratiempo de la lluvia impidió que la misa, con que finaliza la procesión, se efectuara en la plaza frente a la catedral, como ha sido la tradición en varias décadas, por lo que se celebró en el interior de el templo de la Inmaculada Concepción de María.

Miles de creyentes siguieron la liturgia de la eucaristía desde afuera del templo, cuyas naves lucían totalmente llenas.

“Si Jesús, príncipe de la paz no está con nosotros, no es posible construir un auténtico estado de derecho, una sociedad donde reine la verdad, la justicia, el bien común, la capacidad de dialogar como hermanos”, dijo uno de los sacerdotes.

También abogó porque en el hogar hay que construir valores, educar para la paz, para que haya también una sociedad en paz.

“Por supuesto que esperamos que los agentes sociales, políticos y económicos actúen con responsabilidad y con sensatez para que, junto al esfuerzo de las instituciones, la familia y el ciudadano, aporten en favor de la paz”, agregó el prelado.

(Visited 5 times, 1 visits today)

también te puede interesar