Cultura

La amistad es “la última gran relación humana”

México – La amistad se ha convertido en la última “gran relación humana” que sigue vigente, más importante que la familia, que lo fue en antaño, perdió vigor y cuyo protagonismo está muy deteriorado, dijo hoy el escritor peruano Alonso Cueto

Alonso Cueto
El escritor Alonso Cueto está de visita en México, donde hoy presenta la novela "El susurro de la mujer ballena". | EFE

Redacción Central |

México – La amistad se ha convertido en la última “gran relación humana” que sigue vigente, más importante que la familia, que lo fue en antaño, perdió vigor y cuyo protagonismo está muy deteriorado, dijo hoy el escritor peruano Alonso Cueto

De visita en México, donde hoy presenta la novela “El susurro de la mujer ballena“, Cueto (Lima, 1954) señala que eligió a dos mujeres como protagonistas de su novela porque siente que ellas están mejor dotadas para la amistad que los varones, que suelen estar más encerrados en sí mismos.

En el libro, finalista del Premio Planeta-Casa América 2007, cuenta la historia de dos viejas amigas que se encuentran de forma abrupta y van recuperando una amistad perdida por una combinación de acciones calculadas y casualidades.

La novela contrapone las vivencias de Verónica, una periodista guapa y exitosa, y Rebeca, una vieja amiga suya de la infancia a la que ni el tiempo ni el dinero le permitieron superar los traumas vividos en su juventud, explica el autor.

Según Cueto, mientras los lazos familiares se han dispersado en la actualidad “más que nunca en la historia”, es claro que nadie “puede vivir sin amigos” en un mundo cargado de deberes y obligaciones, donde la presencia de seres queridos sigue siendo una necesidad.

Para el peruano el hecho de elegir como protagonistas centrales de su novela a dos mujeres de personalidades complicadas, llenas de contradicciones, entre una maraña de varones mediocres, fue un reto difícil que cree superado.

En la obra el pasado pesa como una losa sobre los personajes, igual que ocurriera con otra anterior, “La hora azul”, con la que el autor obtuvo el Premio Herralde de novela en 2005.

Los recuerdos, en opinión de Cueto, “son presencias de lo irreparable que hay en nuestras vidas” de las que nadie se puede librar y con las que es imprescindible convivir.

“En cierto modo parece que una de las razones para la felicidad y la armonía es que (cualquier persona) tenga una buena relación, aceptable, con su pasado y por los recuerdos”, agregó.

Cueto sostiene que en el mundo quechua de su Perú natal el pasado es “lo que está por delante”, no lo que ha quedado atrás, algo que en cierto sentido queda patente en la novela.

El próximo proyecto de este escritor limeño será una historia policial que se desarrolla en el ámbito de una familia, un mundo que le apasiona por los liderazgos, alianzas y complicidades que pueden llegar a ocurrir en su seno.

también te puede interesar