Cultura

El Señor de Sipán es un huésped del Museo Nacional de Colombia

Bogotá – Máscaras, pectorales, cabezas y distintos recipientes en oro, cobre, madera, turquesa, concha y cerámica, del ajuar funerario de El Señor de Sipán, de la cultura Mochica del norte del Perú, son huéspedes desde mañana y por 107 días, del Museo Nacional de Colombia, en Bogotá

Cultura Mochica
Detalle de un estandarte con representación de hombre cangrejo, hecho de cobre, oro y concha marina, una de las 132 piezas que integran hoy la exposición de El Señor de Sipán, de la cultura Mochica del norte del Perú, y que serán exhibidas durante 107 días en el Museo Nacional de Colombia, en Bogotá. | EFE

Redacción Central |

Bogotá – Máscaras, pectorales, cabezas y distintos recipientes en oro, cobre, madera, turquesa, concha y cerámica, del ajuar funerario de El Señor de Sipán, de la cultura Mochica del norte del Perú, son huéspedes desde mañana y por 107 días, del Museo Nacional de Colombia, en Bogotá

Son en total, 132 piezas de las centenares halladas hace exactamente 20 años, en mayo de 1987, por arqueólogos peruanos, encabezados por el investigador Walter Alva.

Ese grupo descubrió las piezas y reliquias en un gran centro ceremonial de los Mochica, la civilización de esa región norteña peruana de los siglos I y VI después de Cristo, asentada en ese litoral y en la que vivieron constructores, pescadores, guerreros, orfebres y alfareros.

Allí, en el departamento peruano de Lambayeque, los científicos encontraron las cámaras funerarias de esa máxima autoridad aborigen y en el nivel superior, lo que parecen ser los restos de un soldado con los pies amputados y un vigía de la tumba.

En otro nivel inferior, y bajo troncos de madera que protegían la cámara, fueron encontrados los esqueletos de tres mujeres (de unos 20 años), un niño, un jefe militar, un perro, dos llamas sacrificadas y cerca de 200 vasijas con ofrendas, enterradas hace unos 1.700 años.

Según los organizadores de la exposición, el hallazgo “se constituyó en un hecho sin precedentes en el continente americano por el alto grado de conservación de las piezas, las características del entierro y el rango del personaje”.

Asimismo, “porque nunca antes se había podido estudiar una cámara funeraria en su estado original, debido al saqueo generalizado y continuo de las construcciones funerarias en el continente”.

Una excavación sistemática reconstruyó el centro ceremonial, se estudió la compleja organización social de esta cultura y se confirmó, a través de los ornamentos y los artefactos encontrados, la existencia de personajes que hasta ese momento eran considerados seres mitológicos, añadieron los organizadores.

En el museo se expondrá una réplica de esa morada, fabricada en fibra de vidrio, en la que aparecen los restos óseos, ornamentos, y, en general, el ajuar con que fue enterrado El Señor de Sipán.

La muestra, que estará en uno de los salones del Museo Nacional de la capital colombiana hasta el próximo 31 de agosto, exhibirá artefactos, utensilios, estandartes, vasijas, narigueras y orejeras, además de un par de sandalias en plata.

Las piezas de alfarería representan animales, divinidades, rituales y plantas.

también te puede interesar