Cultura

Gerard Depardieu: “Posada Carriles debe ser juzgado”

El actor francés Gerard Depardieu, uno de los emblemas del cine europeo, y el director serbio Emir Kusturica firmaron hoy un llamamiento que exige el cese de la protección de Estados Unidos a Luis Posada Carriles. Circulado el lunes último por la Red de redes en defensa de la humanidad, el documento -suscrito ya por dos mil 198 personalidades e instituciones de los cinco continentes- demanda se encause al “terrorista más connotado del hemisferio occidental”, por sus crímenes.

Redacción Central |

El actor francés Gerard Depardieu, uno de los emblemas del cine europeo, y el director serbio Emir Kusturica firmaron hoy un llamamiento que exige el cese de la protección de Estados Unidos a Luis Posada Carriles. Circulado el lunes último por la Red de redes en defensa de la humanidad, el documento -suscrito ya por dos mil 198 personalidades e instituciones de los cinco continentes- demanda se encause al “terrorista más connotado del hemisferio occidental”, por sus crímenes.

Posada Carriles fue puesto en libertad condicional la víspera, tras el fallo de la V Corte Federal del Circuito de Apelaciones, en Nueva Orleans, frente a una decisión anterior de mantenerlo encarcelado hasta el juicio previsto el 11 de mayo, por delitos menores de índole migratoria.

Su liberación desató una estela de reacciones adversas ante las argucias “pseudolegales puestas en juego por Washginton” para amparar a quien es calificado por figuras prestigiosas de “émulo de Osama Bin Laden”.

Con esas maniobras se pretende, argumentan, engañar a la opinión pública internacional y tender un manto sobre el papel gestor de Posada Carriles en la voladura de un avión civil cubano frente a las costas de Barbados, en 1976, en el que murieron 73 personas.

Desde el primer momento, el texto generó una adhesión sin pausas, que crece en oleadas continuas. Entre las nuevas adhesiones figuran las del poeta nicaragüense Ernesto Cardenal y el historiador Paul Estrade.

Este último conocido como estudioso del pensamiento y la obra del prócer cubano José Martí y por sus indagaciones certeras en temas latinoamericanos, plasmadas en textos como La última guerra de independencia: desde la perspectiva antillana.

También en ensayos como Betances, el jíbaro más indócil de Puerto Rico y Las exigencias de una nueva historiografía latinoamericana en la óptica de José Martí.

A la lista de rúbricas se añaden la del catedrático e intelectual guatemalteco Alfonso Bauer -quien se confiesa heredero de su coterráneo Manuel Galich-, un hombre íntimamente vinculado a los reclamos de su país, cuyas pulsaciones son parte de sí mismo.

Otras de las voces que se sumaron son las del ensayista brasileño Theotonio dos Santos y las de más de 150 escritores y pensadores norteamericanos.

Un grupo en el que destacan los novelistas Gore Vidal, Alice Walker y Rusell Banks, el historiador Howard Zinn y el politólogo Noam Chomsky.

De España lo avalaron 218 personalidades, hasta el momento. Vale citar nombres como los del escritor y periodista franco-hispano Ramón Chao, el dramaturgo Alfonso Sastre y el escritor, periodista y guionista de cine Juan Madrid.

Por Egipto lo suscribieron Samir Amin, uno de los teóricos más importantes de su país, residente en Senegal y director del Foro del Tercer Mundo, una asociación internacional integrada por intelectuales de Africa, Asia y América Latina, radicada en Dakar.

También lo refrendó Chandra Muzaffar, presidente del International Movement for a just world (ONG con sede en Malasia) y miembro del International Commitee for the Peace Council, organización religiosa defensora del diálogo ecuménico.

El llamamiento pone de relieve la doble moral con que Estados Unidos sustenta una guerra contra el terrorismo, en nombre de la cual torturan, secuestran y bombardean, mientras que “cinco activistas antiterroristas cubanos permanecen “injustamente encarcelados”.

La actitud de Estados Unidos hacia Posada Carriles opinan los firmantes, contrasta con las muertes generadas por las agresiones a Iraq y Afganistan y las detenciones arbitrarias en centros de tortura como Abu Ghraib y Guantánamo.

El documento señala la asociación de larga data de Posada Carriles con la CIA en operaciones como Irán-Contras y la implementación del “genocida Plan Cóndor” en connivencia con los regímenes militares suramericanos en los años 70.

también te puede interesar