Cultura

Investigadores anuncian que han recuperado los restos de Quevedo

Madrid.- Un equipo de la Universidad Complutense de Madrid ha recuperado e identificado los restos del escritor Francisco de Quevedo encontrados en Villanueva de los Infantes (Ciudad Real), mediante una investigación cuyos resultados se darán a conocer el próximo lunes

El buscón de Quevedo
Hospedería 'El buscón de Quevedo', en Villanueva de los Infantes | elmundo.es

Redacción Central |

Madrid.- Un equipo de la Universidad Complutense de Madrid ha recuperado e identificado los restos del escritor Francisco de Quevedo encontrados en Villanueva de los Infantes (Ciudad Real), mediante una investigación cuyos resultados se darán a conocer el próximo lunes

La Escuela de Medicina Legal de la Universidad Complutense y el Ayuntamiento de Villanueva de los Infantes pusieron en marcha un proyecto para identificar los restos de Quevedo, que, de acuerdo con varios documentos históricos, estaban depositados en la cripta de Santo Tomás en la parroquia de San Andrés Apóstol de la localidad manchega.

Francisco de Quevedo falleció en Villanueva de los Infantes en 1645, cuando estaba a punto de cumplir 65 años.

Un equipo formado por once investigadores de la Escuela de Medicina Legal de la Complutense, junto a personal municipal de Villanueva de los Infantes, desarrolló una investigación dirigida por los profesores José Antonio Sánchez y Andrés Santiago para establecer si los restos del escritor se hallaban en una de las nueve fosas de la cripta.

Los investigadores realizaron un estudio antropológico forense de los restos encontrados en la cripta, para posteriormente realizar un estudio antropométrico, morfológico patológico y radiológico, y establecieron su relación con Francisco de Quevedo, según ha informado la Universidad Complutense en un comunicado.

Los resultados de la investigación serán presentados el lunes por la tarde en una rueda de prensa en la que participarán el rector de la Complutense, Carlos Berzosa, el alcalde de Villanueva de los Infantes, Mariano Sabina, y los profesores José Antonio Sánchez y Andrés Santiago. Francisco de Quevedo falleció en septiembre de 1645 en el Convento de Santo Domingo de Villanueva de los Infantes, lugar en el que, según dijo en su testamento, deseaba ser enterrado. Esta voluntad no llegó a cumplirse, puesto que fue inhumado en la cripta que la familia Bustos poseía en el citado templo infanteño.

Los restos que había en esta cripta fueron trasladados casi un siglo después a la de la Iglesia de San Andrés Apóstol, que permaneció escondida hasta 1955 en que se descubrió cuando se estaba excavando en la Sala Capitular del templo.

también te puede interesar