Cultura

Escritores hablan de su oficio y de la novela histórica

Cartagena de Indias – El meticuloso oficio de la escritura y novelar la Historia centraron hoy los debates en el Hay Festival Literario que se celebra en esta ciudad por segundo año consecutivo

Hay Festival Literario
(De izq. a der.) Los escritores españoles Manuel Rivas y Adolfo García Ortega, el poeta colombiano Juan Manuel Roca, recientemente ganador del premio de poesía Casa de las Américas de Cuba, la escritora española Soledad Puértolas y el periodista colombiano Juan Gossaín, conversan sobre 'el meticuloso oficio de la escritura', hoy, sábado 27 de enero de 2007, en el marco del 'Hay Festival' de literatura en Cartagena de Indias, Colombia. | EFE

Redacción Central |

Cartagena de Indias – El meticuloso oficio de la escritura y novelar la Historia centraron hoy los debates en el Hay Festival Literario que se celebra en esta ciudad por segundo año consecutivo

Y la primera recomendación de la escritora española Soledad Puértolas fue la de “huir de los escritores que uno quiere mucho”, porque eso entraña, a su juicio, un peligro para uno mismo a la hora de escribir.

La autora de “El bandido doblemente armado” o “Burdeos” explicó al público que esa pasión por los escritores a los que se admiran mucho “puede llegar a limitarte como escritor, lo cual es peligroso” por el efecto de imitación que puede provocar o por el simple hecho de que puede modificar o influir excesivamente en el estilo propio.

El también español Manuel Rivas, autor de “El lápiz del carpintero” o de “La lengua de las mariposas”, recordó que de niño, en Galicia (noroeste de España) llegaba siempre mojado a casa y un día su padre le dijo que tendría que buscarse un oficio en el que no se mojase, consejo que quiso seguir, pero que al final, al decantarse por la escritura, no lo pudo poner en práctica.

¿Por qué?, le preguntó la audiencia, y respondió: “porque en la literatura te mojas”, es decir te involucras.

De todos modos, señaló, para él la literatura es “salir de las cuatro paredes en que uno se encierra, es tratar de ver más allá de la realidad”.

Para el poeta y novelista colombiano Juan Manuel Roca, reciente premio de Poesía Casa de las Américas de Cuba, “escribir es una necesidad, es impensable que un escritor pueda vivir sin escribir, sin hacerlo continuamente”, porque “la literatura nace de una insatisfacción con la realidad”, de lo que se deduce que difícilmente se puede escribir estando conforme con ella.

Novelar la Historia es otra forma de contarla, es en muchos casos presentar a los personajes, “por más grandes que sean, también en sus aspectos más banales, cotidianos, como los de cualquier vecino”, afirmó el escritor peruano Alonso Cueto.

El autor de “La hora azul”, premio Herralde, y de, entre otras novelas y cuentos, “Grandes miradas” sobre la caída del gobierno de Alberto Fujimori y de su jefe de inteligencia, Vladimiro Montesinos, reivindicó colocar en la novela a personajes reales, como los citados, pero “se les da otro enfoque” y en muchos aspectos lo que se cuenta “es verdad y en otros imaginados”.

En ese sentido, el mexicano Jorge Volpi, afirmó que el escritor de novelas históricas “no es inocente”, lo que hace es utilizar un método distinto al que usa el historiador profesional, “para acercarse a los personajes de forma diferente”.

“Se puede observar la Historia de otra manera, como si me hubiera ocurrido a mí”, abundó Volpi, pero siempre con una documentación seria y teniendo en cuenta que esos personajes “dan su punto de vista de los hechos históricos”.

A menudo el novelista o dramaturgo histórico, y ahí salió a relucir William Shakespeare, a cargo del español Vicente Molina Foix, lo que hace, dijo, es relatar la “historia privada de los grandes personajes reales, es como si la historia pasase a través de tu ventana, es, digamos la historia en zapatillas”.

Molina Foix se refirió a la literatura surgida de la guerra civil española (1936-1939), “un fantasma que todavía hoy condiciona la vida de la gente, es un fantasma que no se disipó con la muerte del dictador (Francisco) Franco” en 1975, y es ahora, “en los últimos ocho ó diez años, cuando está reapareciendo en España”.

también te puede interesar